"No estamos viendo mal fútbol en la Copa": Kempes
Archivo

"No estamos viendo mal fútbol en la Copa": Kempes

Desde el estadio bautizado con su nombre en Córdoba, donde este sábado se enfrentan Colombia y Perú, Mario Alberto Kempes, campe

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de julio 2011 , 05:56 p.m.

Desde el estadio bautizado con su nombre en Córdoba, donde este sábado se enfrentan Colombia y Perú, Mario Alberto Kempes, campeón del mundo con Argentina en 1978, se mostró complacido por el homenaje y analizó lo que le ha dejado la Copa América hasta el momento.

Córdoba (Argentina). Una sola palabra lo resume: sencillez. De las más de 60.000 personas que colmaban el estadio de Córdoba el pasado lunes, quien parecía menos emocionado era justamente el homenajeado: Mario Alberto Kempes.

La Selección Argentina procedía al estreno formal del reinaugurado escenario, junto con su nuevo nombre (impuesto, en realidad, unos meses atrás). La ceremonia tuvo el tinte breve y poco ostentoso pedido por el ex futbolista: el locutor se dirigió por altavoz a la concurrencia desgañitándose en elogios para que la ovación fuese atronadora (y lo fue).

Pero Kempes apenas saludó por un segundo con los brazos en alto y salió presuroso del campo. Mario gambetea los elogios, los pedidos de entrevistas, lo abruman. No obstante, fuimos afortunados, nos concedió una charla.

Mario, ¿qué se siente ante semejante homenaje? Mario Kempes: "Satisfacción, alegría, algo que sienta bien. Uno no hace las cosas como para ganarse una compensación después, pero es lindo que te lo hagan en vida y poder disfrutarlo con la familia, sobre todo las chiquilinas, ¿no? (N. de la R.: Se refiere a sus hijas), que sepan por qué le han puesto el nombre del padre a este estadio maravilloso".

Bueno, pero, ¿qué se te cruzó por la mente al llegar y ver tu nombre en un enorme cartel en el frente del estadio, bien alto? M.K.: "Lo lindo es poder verlo. Habían puesto varios carteles en la autopista también, a medida que uno se acerca al estadio. Lo bueno es haber compartido todo eso con un partido como el que vimos, en el que Argentina terminó tranquila".

Busca eludir el tema del reconocimiento llevando la charla a lo futbolístico. Sale un momento de la cabina al final del primer tiempo y se enciende un cigarro. Pide por favor que no le hagan notas.

"Venite al final del partido, termino la transmisión y hablamos", nos dice. Aceptamos el trato.

¿Tiene el jugador de fútbol conocimiento cabal del cariño que la gente le profesa? M.K.: "Lo han demostrado, cada vez que nombraron a uno de los chicos (habla de los jugadores albicelestes) por los altoparlantes la ovación era generalizada. Te das cuenta de que la gente te quiere".

¿Pensabas que Messi podía irrumpir en grande como lo hizo ante Costa Rica? M.K.: "Yo creía que Messi en algún momento tenía que despertar, como despertó Argentina. Fue muy bueno de Messi, no tal vez como lo hace habitualmente en el Barcelona, pero ha mejorado mucho".

Mejoró Messi y también el equipo M.K.: "Pienso que el funcionamiento fue un poco mejor, los cambios dieron resultado... Ese gol al final del primer tiempo tranquilizó para el segundo y esto va a calmar las aguas para que Argentina siga progresando".

Mario, volvamos al principio, porque tiraste siempre la pelota afuera: vas en el auto escuchando una transmisión de fútbol y de pronto el narrador dice: "Adelante Macaya desde el Mario Alberto Kempes". ¿Qué sentís? M.K.: "Algo difícil de explicar... Se los debo a mis compañeros de Instituto, de Central, que me han posibilitado conseguir esto".

Sos poco demostrativo M.K.: "Pero también hay otros nombres, no soy yo solo. (N. de la R.: Tres tribunas fueron bautizadas con nombres de otros ídolos de los clubes grandes de la ciudad: Daniel Willington -Talleres-, Luis Fabián Artime -Belgrano- y Roberto Gasparini -Racing de Córdoba-). Kempes era de Instituto y recibió el premio mayor. Hay que ver cuánto dura este nombre".

Toda la vida...

M.K.: "No sé... En España le cambiaron el nombre a varios estadios. Muchas veces".

¿Quién era tu ídolo de chico? M.K.: "Pelé, aunque no lo vi mucho. De acá no tenía un jugador como referencia, porque antes no daban los partidos por televisión, los seguíamos por radio".

¿De quién eras hincha? M.K.: "De Boca, pero después de ver cómo sufría mi abuelo por Boca y de ver cosas jugando contra Boca que me hicieron pensar que era absurdo ese sufrimiento, dejé de serlo. Me hice hincha de Instituto de Córdoba".

(Kempes vive en Connecticut, Estados Unidos. Estuvo seis años allí con motivo de su vinculación a la cadena de televisión ESPN. En el 2010 volvió a Argentina y ahora está otra vez en el país del norte).

¿Cómo has visto esta Copa América hasta ahora? M.K.: "Aunque hubo pocos, goles no estamos viendo mal fútbol. He visto partidos de 0 a 0 que fueron muy lindos, me gustó mucho Chile-México, Paraguay-Brasil...".

¿Por qué no hay más goles? "Porque andan bien las defensas, los arqueros... Ojo, que acá han venido muchos goleadores, los mejores, pero no están acertando".

...Y este fue el comentario de Mario Kempes desde el estadio que lleva su nombre.

Jorge Barraza Para EL TIEMPO.

COMENTAR
GUARDAR