"Villas-Boas está obsesionado con Mourinho", dijo presidente del Porto
Archivo

"Villas-Boas está obsesionado con Mourinho", dijo presidente del Porto

Pinto da Costa aseguró que el extécnico del Porto tiene miedo de no poder alcanzar a José Mourinho.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
13 de julio 2011 , 03:07 a.m.

El presidente del Porto, Nuno Pinto da Costa, explicó la salida al Chelsea inglés del que fuera hasta hace sólo unas semanas su entrenador, André Villas-Boas, por la obsesión de éste con su compatriota José Mourinho.

"Él -por Villas-Boas- tiene un complejo y está siempre pensando en el fantasma de Mourinho, y cómo Mourinho consiguió la Uefa y la Champions -con el Porto-, y no quiso continuar por miedo a no ganar lo mismo", aseveró Pinto da Costa en el cierre de un ciclo de tertulias celebradas en el Casino da Figueira (al norte de Portugal).

Según divulgan los medios portugueses, Pinto da Costa citó una conversación con el ya nuevo técnico de los "blues" en la que éste justificaba su decisión de marcharse al Chelsea por el temor a dejar de interesar a los "grandes", si el Porto sufría una abultada derrota con el Barcelona en la Supercopa de Europa, y no cumplía con las expectativas en la Champions.

"Estaba con miedo de recibir tres o cuatro goles del Barça, pero Mourinho -técnico del Real Madrid desde hace un año- se llevó cinco y ni por eso dejó de ser el mejor del mundo", defendió el presidente del Porto.

En su opinión, las astronómicas cifras del traspaso -el Chelsea abonó los quince millones de euros de su cláusula de rescisión y le paga anualmente unos cinco millones en concepto de salario- "ayudaron", pero no fueron la razón fundamental de su salida.

"Le dije que en condiciones normales, a los 33 años debía estar entrenando al Académica de Coimbra o el Naval y a los 40 llegar a un grande, y sin embargo a los 33 ya había ganado con el Oporto e iba a tener muchas oportunidades de lograr más títulos", aseguró Pinto da Costa.

El máximo responsable del Porto, quien lleva en el cargo desde hace tres décadas -las más exitosas de su historia-, subrayó que cuando se habla de un gran club europeo, "no se piensa en el Chelsea, sino en el Real Madrid, el Barcelona o el Manchester".

De hecho, aseguró que comentó con Villas-Boas la posibilidad de que ésta fuese la última temporada de Pep Guardiola en el banquillo del Barcelona, y que el club azulgrana sería un destino idóneo para él.

"Pero tuvo miedo de las comparaciones con Mourinho y se marchó", insistió Pinto da Costa. El presidente del Porto, bajo cuyo mandato los "dragones" han logrado dos Champions (1987 y 2004), dos Ligas Europa (2003 y 2011) y 18 Ligas, es considerado un referente a nivel deportivo en Portugal, aunque también se ha visto envuelto en casos polémicos.

El más importante fue el llamado caso "Silbato dorado", por corrupción y tráfico de influencias en el fútbol portugués a comienzos de la década pasada, y del que finalmente fue exculpado por la justicia ordinaria tras haber sido condenado con anterioridad por los tribunales deportivos.

EFE

COMENTAR
GUARDAR