Noël Le Graët es el nuevo presidente de la Federación Francesa
Archivo

Noël Le Graët es el nuevo presidente de la Federación Francesa

El resultado a favor del antes vicepresidente de la institución superó todos los pronósticos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de junio 2011 , 05:52 a.m.

El actual vicepresidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noël Le Graët, fue elegido al frente de la institución por delante del saliente, Fernand Duchaussoy, y del responsable del fútbol aficionado, Eric Thomas.

Le Graët, de 69 años, llega así al frente del fútbol galo tras haber dirigido con anterioridad la Liga de Fútbol Profesional durante los 90 y el club de Guingamp, ciudad bretona de la que también fue alcalde.

Su elección se produjo en la primera vuelta de las votaciones de los 200 electores, entre los que consiguió el 54,39 % de los votos, frente al 45,40 % de Duchaussoy y el modesto 0,19 % de Thomas.

El resultado de la votación fue una sorpresa, porque todos los pronósticos daban como ganador al saliente, que se hizo con las riendas de la FFF tras el escándalo del pasado Mundial de Sudáfrica, del que se cumple un año, cuando los internacionales protagonizaron un plante y fueron eliminados con estrépito en la primera ronda.

Entre los puntos fuertes del programa de Le Graët figuraba el de recuperar los valores del fútbol, potenciar la selección de cara a la Eurocopa de 2016, que se celebrará en Francia, reforzar los vínculos entre el fútbol aficionado y el profesional y abrir el deporte en el plano social y económico.

Desde que comenzó la campaña y, pese a ser el número dos de la FFF, se presentó como el candidato de la ruptura frente a la política de Duchaussoy, en particular con un proyecto para reformar la dirección técnica nacional, el vivero de entrenadores de las selecciones francesas.

Le Graët conoce bien el funcionamiento de la FFF, en la que lleva muchos años, en particular la parte financiera, puesto que ha sido tesorero de la misma. Desde ese puesto se le considera el artífice de la firma del contrato con la marca deportiva Nike, que otorga a las arcas de la organización 43 millones de euros anuales.

Esa imagen de buen gestor contrasta con la de su principal rival, Duchaussoy, que supo gestionar mal los escándalos surgidos en la FFF, el de las primas a los internacionales y el de la polémica en torno a la inclusión de jugadores con doble nacionalidad en las categorías inferiores.

El tercero en discordia, que se apoyaba en un programa transgresor en el que se incluía, incluso, la supresión de las primas a los internacionales, apenas obtuvo apoyos.

EFE

COMENTAR
GUARDAR