El ataque de Equidad, clave en primer triunfo de la final (análisis)
Archivo

El ataque de Equidad, clave en primer triunfo de la final (análisis)

Núñez, Polo y Cosme superaron la defensa 'verdolaga' durante varios pasajes del partido.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de junio 2011 , 05:05 p.m.

El justo triunfo de Equidad 2-1 sobre Nacional, en el juego de ida por la final del Torneo Apertura, tuvo un cimiento sólido en los hombres de la parte ofensiva.

Entre Juan Gilberto Núñez, Roberto Polo y Wilberto Cosme, con el aporte técnico de Javier Araújo, supieron dar vuelta a una historia que comenzó al revés, ya que al minuto siete Carlos Rentería abrió el marcador para Nacional.

Desde entonces, el técnico de Equidad, Alexis García, les ordenó a sus hombres de arriba que se movieran permanentemente y que no tuvieran una posición fija en el frente de ataque.

Así, 'Pichú' Núñez se metió dentro de los defensas centrales de Nacional, Barrientos y Zapata, Roberto Polo fue un puntero izquierdo solidario y claro con la pelota, mientras Wilberto Cosme volvió a sus épocas en Bogotá FC como un delantero por derecha, hábil, rápido, superando a Aguilar, lateral izquierdo de los 'verdes'.

La transformación de Equidad fue evidente: de ser el equipo cauto y hasta mezquino que jugó en las canchas del país, se convirtió en un conjunto con volumen y opciones de ataque que sirvieron para llegar a la igualdad.

Precisamente fue Nuñez, quien volvía a ser titular, el que logró la igualdad. Al minuto 44, su remate certero, potente, con la punta de su botín derecho, sorprendió a la defensa de Nacional que no logró detener ese impacto, tampoco Pezzuti, quien estiró su brazo derecho pero poco pudo hacer.

El empate era un hecho, Equidad había lastimado a Nacional con su vocación ofensiva. Además, con el aporte de Leudo que de lateral, como arrancó, se ubicó en la mitad del campo para aportar su fútbol.

Para la segunda etapa, Equidad insistió en jugar en campo contrario. Los tres hombres arriba lograron que ninguno de los cuatro hombres de la defensa del conjunto de Medellín se proyectara al ataque, siguieron inquietando y así fue como al minuto 17 llegó el segundo gol.

El espectacular gol de Edwin Rivas, quien clavó la pelota en el ángulo tras un remate de pierna izquierda, puso a festejar y a soñar a los hinchas aseguradores con la primera estrella. Una anotación que terminó impulsada por todo un plantel que tiene un sueño de campeón.

Esa sorpresa y volumen de ataque de los locales cumplió su trabajo. Dio vuelta a un resultado adverso y puso a ganar a su equipo en este juego de ida.

Luego, el técnico Alexis García cerró el partido. Sacó a Cosme y metió a Andrade, relevó a Polo por Yanes y puso a Eduar Zea por Araújo.

Núñez, Polo y Cosme hicieron su trabajo de manera correcta. Aportaron en un triunfo que aún se festeja y que puede ser la base de un título que sería histórico. Equidad fue ataque, los tres de arriba lo saben.

Leonardo Duque Soto
Periodista Futbolred
leoduq@eltiempo.com
Bogotá

COMENTAR
GUARDAR