Suspendidas plazas de Bucaramanga y Villavicencio
Archivo

Suspendidas plazas de Bucaramanga y Villavicencio

La medida fue adoptada por los desórdenes ocurridos en el estadio Manuel Calle Lombana.

05 de mayo 2011 , 04:20 a.m.

Como se recuerda, al terminar el primer tiempo, con marcador de 3-0 a favor del elenco llanero, aficionados del Atlético Bucaramanga abandonaron las tribunas, burlaron los débiles operativos de seguridad e ingresaron al campo, armados con cuchillos, con la intención de agredir a los jugadores de su equipo amado.

La tardía reacción de las autoridades evitó que cumplieran con su cometido y motivó la decisión de sacarlos del estadio para que no protagonizaran nuevos desmanes.
 
Ahora, la conducta inadecuada de sus hinchas y la negligencia en los controles por parte de Bucaramanga y Centauros, respectivamente, terminó en sendas sanciones para las plazas.

En un hecho inédito en el fútbol profesional colombiano, ambos equipos fueron sancionados y los dos deberán jugar a puerta cerrada, tal y como quedó consignado en los artículos 9 y 11 de la Resolución No. 016 de 2011 de la Comisión Disciplinaria de la Dimayor dada a conocer este miércoles.
 
La plaza de Bucaramanga fue castigada con dos fechas suspensión a puerta cerrada y una multa de 2'142.400 pesos a raíz de la invasión de campo protagonizada por sus hinchas en Villavicencio.

De igual manera, el jugador Jonathan Lara fue suspendido durante dos fechas y pagará una multa de 1'071.000 pesos por haber incurrido en agresión física violenta contra uno de los aficionados que invadió el terreno y que ya se encontraba controlado por la fuerza pública.
 
La plaza de Villavicencio, mientras tanto, fue sancionada con una fecha de suspensión a puerta cerrada y una multa de 2'142.000 pesos por el inadecuado comportamiento del público durante el partido mencionado.

De acuerdo con la Comisión Disciplinaria, el club local no tomó las medidas de seguridad necesarias ni se tomaron los correctivos a los que obliga el artículo 97, literal C, del Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol.
 
El documento reza lo siguiente: "Los clubes serán responsables de la conducta impropia de los espectadores, sin que se les impute una conducta u omisión culpable. Los clubes que hagan las veces de visitante serán responsables, sin que se les impute una conducta u omisión culpable, de la conducta impropia de los espectadores considerados como sus seguidores".

"Los espectadores sentados en las tribunas reservadas a los visitantes son considerados como seguidores del club visitante, salvo prueba en contrario. La responsabilidad descrita en los numerales 1 y 2 concierne igualmente a los partidos organizados en terreno neutral".

"Se considera conducta impropia, particularmente, los actos de violencia contra personas o cosas, el empleo de objetos inflamables, el lanzamiento de objetos, el despliegue de pancartas con textos de índole insultante, los gritos insultantes y la invasión del terreno de juego".
 
Contra estas decisiones proceden los recursos de reposición y apelación ante la misma Comisión Disciplinaria, lo que significa que las sanciones, en caso de ser ratificadas, se cumplirán una bien durante los 'playoffs' del Torneo Postobón I-2011 (en el caso del Bucaramanga, si clasifica) o en el segundo semestre (si queda eliminado, tal y como está Centauros).

Carlos Eduardo González

COMENTAR
GUARDAR