Dépor le amargó la vida a Bogotá: 2-2
Apuestas Futbolred
Archivo

Dépor le amargó la vida a Bogotá: 2-2

En tiempo de reposición, el club capitalino dejó escapar una victoria que necesitaba con urgencia.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de abril 2011 , 08:48 a. m.

Un final increíble fue el que tuvo el partido de este sábado en el estadio Alfonso López Pumarejo, de la Universidad Nacional, en el que Bogotá y Dépor negociaron un empate que para los dueños de casa tiene sabor a derrota. A pesar de que la posibilidad matemática se mantiene vigente, este resultado significa un duro traspié para las aspiraciones de los dirigidos por Hernán Pacheco. Los vallecaucanos quedaron eliminados, pues ya no podrán alcanzar el techo de los 28 puntos que, sobre el papel y de acuerdo con los antecedentes, otorgan un cupo en la siguiente fase del certamen.
 
Si mañana Bogotá queda eliminado, a la hora de hacer los balances y buscar las razones habrá que recordar, sin duda, lo ocurrido en este partido. Tras la victoria a domicilio sobre Real Santander, que alimentó sus esperanzas de clasificación, el conjunto capitalino necesitaba triunfar en casa para no depender de terceros ni llegar a la última fecha en procura de un milagro. Y hasta el minuto 90 del juego, es decir, solo a falta de la reposición, todo estaba listo para celebrar la conquista de los 3 puntos. Sin embargo, ocurrió lo increíble, lo inaudito, lo inaceptable.
 
La primera media hora del partido fue para olvidar con rapidez, pues casi nada de importancia quedó registrado en la libreta de anotaciones. A los 36 minutos el local tuvo su primera aproximación con peligro y sobre el final, a los 45, Yorman Rueda abrió la cuenta con su primer tanto con la camiseta amarilla y roja. Un gol que obligó al visitante a cambiar su estrategia para el período complementario, pues ya estaba obligado a buscar el arco contrario y no podía seguir encerrado en su propio terreno, dedicado exclusivamente a bloquear, a defender.
 
A los 34 minutos, Dávinson Atehortúa también se inauguró como goleador en Bogotá y puso un 2-0 que se antojaba definitivo. A esas alturas del partido, la resistencia del Dépor era mínima y no se vislumbrada por dónde podía venir la reacción para, siquiera, descontar. No obstante, Bogotá se durmió en los laureles y recibió dos golpes consecutivos: ya en la reposición, Johan Arango puso el 1-2; y cuando todos esperaban que el árbitro nortesantandereano Jorge Guzmán diera el último pitazo llegó la sorpresa. En efecto, en la última jugada David Álvarez clavó el inesperado empate y dejó a los jugadores de Bogotá rumiando su rabia.
 
El próximo fin de semana, cuando se cumpla la decimasexta fecha del Torneo Postobón I-2011, Bogotá será visitante frente a Valledupar, un rival directo en pos de la clasificación a la ronda de cuartos de final. Dépor, por su parte, recibirá al siempre peligroso Rionegro.
 

Comentar
Guardar