Rionegro, contra Real Santander, quiere seguir de largo
Archivo

Rionegro, contra Real Santander, quiere seguir de largo

Pasado el susto de la mitad de la campaña, el elenco antioqueño ahora está ad portas de asegurarse.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
22 de abril 2011 , 11:57 a. m.

Este sábado (3:30 p.m.), en la gramilla sintética del estadio Alberto Grisales, en el oriente antioqueño, puede dar un paso vital para conseguir ese objetivo. Además, el partido tiene un ingrediente adicional: dejar en el camino a un rival directo en pos de la clasificación. En efecto, a Real Santander solo le sirve la victoria para mantenerse en carrera o, de lo contrario, se quedará al margen de la novedosa fase de los cuartos de final del Torneo Postobón I-2011.

 

En un determinado momento de la campaña, cuando Rionegro hiló una poco habitual racha de cuatro derrotas en serie, sus hinchas se llenaron de preocupación y pensaron que la posibilidad de la eliminación era real. Hoy, sin embargo, para su tranquilidad el elenco de Wiston Cifuentes recuperó la memoria futbolística de sus mejores pasajes de temporadas anteriores y está otra vez en el rol que les gusta: el de protagonista. Como se sabe, Rionegro es segundo, con 23 puntos (54,8 por ciento de rendimiento), a 6 del superlíder Deportivo Pasto.

 

Si bien ser líder es una condición que a cualquier equipo de fútbol le agrada, la prioridad de la plantilla de Rionegro en la actualidad no es arrebatarles el primer lugar de la tabla de posiciones a los nariñenses. Por el momento, lo importante para los 'leones del oriente' es alcanzar lo más pronto posible el umbral de los 28 puntos que, en teoría y de acuerdo con los antecedentes, garantizan un cupo en la siguiente fase del certamen. Con dos partidos como local, no debería ser un problema.

 

No debería, empero, no significa 'no habrá' problema. Porque si a estas alturas de la campaña Rionegro todavía no clasificó es justamente por los puntos que perdió condición de local: concedió un empate y encajó tres derrotas en siete presentaciones, es decir, dejó escapar 11 puntos. Pero, eso es algo del pasado y hay que vivir el presente, que en el caso del elenco antioqueño es bueno. Cuatro triunfos y dos empates en su más recientes seis presentaciones dejan claro que el equipo recuperó el mejor nivel y que, claro, habrá que contar con él en las instancias decisivas del torneo.

 

En la otra orilla, con el agua al cuello, está Real Santander. Este equipo, que supo convertirse en protagonista de las dos últimas temporadas y que avanzó a cuadrangulares tanto en el segundo semestre de 2009 como en 2010, ahora está al borde de la eliminación. La suya es una tarea titánica: debe ganar los 12 puntos en disputa para alcanzar el umbral de las 28 unidades para intentar mantenerse en carrera. En su caso sí que es cierto aquello de que no hay margen de error, pues un empate lo dejará por fuera. 

COMENTAR
GUARDAR