Mourinho tiene un dilema táctico para final de Copa del Rey
Apuestas Futbolred
Archivo

Mourinho tiene un dilema táctico para final de Copa del Rey

El entrenador espera conseguir su primer trofeo como entrenador del Real Madrid.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de abril 2011 , 05:10 a. m.

El carismático entrenador portugués consiguió un empate el sábado contra el mismo oponente en un partido de Liga, con una estrategia extremadamente cautelosa que no fue del gusto de la leyenda del Real Madrid Alfredo Di Stefano.

El presidente de honor del club describió al Barcelona como un león jugando con un ratón y pidió una estrategia diferente para la Copa del Rey, el segundo partido de los cuatro 'clásicos' que enfrentarán a ambos equipos en 18 días.

'Resulta evidente que el Barcelona es superior al Real Madrid, e intentar armar jugadas ofensivas basadas en el contraataque no es la forma más efectiva de intentar sorprenderles', escribió Di Stefano, de 84 años, en el diario deportivo Marca.

'El Barça trata la pelota con respeto, adoración, casi mimándola. Ver a este equipo en acción es un deleite para todos', agregó.  El equipo de Mourinho se atrincheró el sábado en el Bernabéu con la esperanza de robar algún gol al descuido, frustrando al Barça lo suficiente para prevenir que su rival Pep Guardiola consiguiera su sexta victoria en seis partidos contra el Madrid.

También evitó una repetición de la paliza 5-0 que el Madrid sufrió en el Nou Camp en noviembre.  Remontando un 1-0 en contra con 10 hombres, los aficionados locales proclamaron que era 'un empate que sabía a victoria', incluso aunque acababa con sus opciones de alcanzar el liderato de la Liga, que mantiene el Barcelona con una ventaja de ocho puntos a falta de seis partidos.

La decisión de Mourinho de transformar a Pepe de defensa central en potente centrocampista destructor, junto a otros dos centrocampistas de contención, fue su mayor cambio táctico el sábado, sacrificando a Mesut Ozil.

CORRIENDO COMO UNA FLECHA

El elegante alemán, sin embargo, transformó el juego con sus rápidas galopadas y acertados pases cuando entró en la segunda parte y es probable que Mourinho lo incluya el miércoles, quizás a expensas de un reconocido número nueve.

El defensa Raúl Albiol está suspendido tras ver una tarjeta roja el fin de semana, lo que implica que Sergio Ramos se desplace hacia el centro de la defensa, junto a Ricardo Carvalho.

Dado que la Liga es una posibilidad muy remota, las opciones del Real Madrid de obtener su primer trofeo desde el 2008 descansan en la Copa del Rey, un campeonato que ganaron por última vez en 1993, y la Liga de Campeones, donde se enfrentará al Barcelona en el partido de ida de las semifinales la semana que viene.

Guardiola, que ganó la Copa del Rey dentro del triplete del 2009, tiene la mirada puesta en otro triple triunfo, y es improbable que cambie su probada y comprobada fórmula.

El centrocampista argentino Javier Mascherano vuelve tras su suspensión, y podría ayudar a la defensa si Carles Puyol no puede superar sus problemas musculares.

'Estaré seguro en Mestalla, pero no sé si jugaré', confirmó el greñudo capitán a los periodistas.  Cuando le preguntaron si el Barça consideraría algún cambio tras verse frustrado el sábado, replicó: 'Cada uno juega como cree y utiliza sus armas'.

'Tenemos una filosofía y una manera de jugar, y siempre la respetaremos', agregó.  A pesar de su dominio de la posesión, que el sábado rondó el 72 por ciento, el Barça fue incapaz de rematar a sus rivales. 

La ex estrella del Barça Johan Cruyff dijo que debía servir de advertencia para el equipo, especialmente contra un 'especialista en títulos' como Mourinho.

'Los hombres de Guardiola han sido avisados', escribió en el diario El Periódico. 'Aun siendo fieles a su estilo, tendrán que mejorar', concluyó. 

Comentar
Guardar