Fortaleza y Barranquilla: a ganar para no despedirse
Apuestas Futbolred
Archivo

Fortaleza y Barranquilla: a ganar para no despedirse

Los dos necesitan la victoria, porque se encuentran en la parte baja de la tabla de posiciones.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de abril 2011 , 09:29 a. m.

Fortaleza, que había tenido un buen arranque de campaña, bajó su rendimiento y ahora no solo está por fuera del grupo de los ocho mejores, sino que su presencia en la ronda de cuartos de final del Torneo Postobón I-2011 está en duda. Los dirigidos por Jaime Manjarrés cayeron a mitad de la semana con Unión Magdalena (0-2) en Santa Marta. Barranquilla, que aplazó su partido (jugará con Valledupar el 20 de abril), llega fortalecido por la victoria del pasado fin de semana contra los samarios (3-0), a domicilio.
 
Realmente incómoda es la situación de los equipos que se verán las caras este sábado (3:30 p.m.) en el estadio Los Zipas, de Zipaquirá. A pesar de que no están demasiado lejos del octavo puesto en la tabla de posiciones (a 3 y 4 puntos, respectivamente), lo que preocupa es el nivel futbolístico que acreditaron en lo que va corrido del certamen. La irregularidad, manifiesta especialmente por los puntos cedidos en casa, los tiene ahora en una encrucijada: solo les sirve ganar para mantener viva la ilusión de la clasificación.
 
Con solo 15 puntos por disputar (18 en el caso de Barranquilla, por el aplazado), los de la casaca negra deben ganar al menos 13 (cuatro triunfos y un empate) para alcanzar el techo de los 28 que, sobre el papel y de acuerdo con los antecedentes, aseguran un cupo en la siguiente fase. Los costeños, por su parte, necesitan un recaudo de 14 unidades, es decir, las mismas que acreditan hasta el momento. Se trata, entonces, de dos conjuntos que están caminando por el filo de la navaja y que al menor descuido pueden sufrir un percance sin solución (léase eliminación).
 
Los grandes dolores de cabeza de Fortaleza han surgido, precisamente, en su estadio. En seis presentaciones, los de Manjarrés solo ganaron una vez y consiguieron cuatro empates, además de ajustar una derrota; con ese balance, es el penúltimo en la estadística de los dueños de casa, algo imperdonable para un equipo con aspiraciones grandes. Es tan flojo su rendimiento como local, que encajó más goles (9) que los que anotó (8). Y para aspirar a clasificar está obligado a ganar los tres encuentros que le queda en su feudo.
 
A Barranquilla, en cambio, lo atormentan los mismos fantasmas que el año pasado lo condenaron al último puesto de la tabla de Reclasificación y lo condujeron a una prematura eliminación: los de la falta de gol. El conjunto de Virgilio Rodríguez, del cual surgieron algunos ya consagrados goleadores del fútbol colombiano, solo anotó 9 tantos en 12 partidos. Es claro, entonces, que este equipo que el dificulta ganar (solo triunfó 3 veces), algo que necesita hacer ahora con urgencia para que no se repita la misma historia.
 

Comentar
Guardar