Unión Magdalena-Barranquilla, con la cola en juego
Apuestas Futbolred
Archivo

Unión Magdalena-Barranquilla, con la cola en juego

El cuadro samario quema uno de los últimos cartuchos: necesita ganar para seguir soñando.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de abril 2011 , 06:24 a. m.

Se trata de un clásico costeño devaluado, pues los dos equipos están en la parte baja de la tabla de posiciones, con grandes deudas futbolísticas en este Torneo Postobón I-2011. Unión Magdalena, de hecho, es el colero del certamen, con apenas 10 puntos (30,3 por ciento de rendimiento) conquistados en 11 partidos disputados, mientras que Barranquilla es decimosexto, con 11 (33,3 por ciento). Aunque matemáticamente no están demasiado lejos del octavo puesto, en el plano deportivo se ven a años luz.
 
Luego de la inesperada goleada sobre Bucaramanga (5-2), que pareció marcar el fin de sus penurias, Unión Magdalena volvió a meter la cabeza en el hoyo: el pasado fin de semana fue derrotado contundentemente por Deportivo Pasto (0-3). Esa irregularidad ha sido, precisamente, la gran enemiga de la plantilla dirigida por Eduardo Julián Retat, que no encuentra la fórmula para revertir esta situación negativa. El otrora 'ciclón' es el equipo que menos partidos ganó (2, junto con Dépor, Barranquilla y Alianza Petrolera) y también el que más perdió (5, con Rionegro, Bogotá, Cortuluá y Centauros).
 
El problema es que a estas alturas de la campaña, con siete fechas por disputar, que significan 21 puntos, Unión Magdalena está con el agua al cuello: para poder llegar al techo de las 28 unidades que en teoría garantizan un cupo en la siguiente fase del torneo, debe ganar 18 (el 85,7 por ciento). Una empresa titánica casi imposible de realizar, pero en el fútbol siempre se dice que mientras haya opción matemática hay que seguir luchando. Y fiel al estilo guerrero de su entrenador, el conjunto samario está disputo a luchar hasta que la llama de la ilusión se extinga.
 
No muy diferente es el panorama del conjunto de Virgilio Rodríguez. La campaña de los 'tiburones' es como un electrocardiograma, llena de picos altos y bajos: arrancó con un triunfo sobre Bogotá, perdió los siguientes cuatro encuentros, ganó el sexto y empató los más recientes cinco que disputó. Como para no perder la costumbre, así mismo, su delantera es la menos efectiva del torneo, una pesada cruz que carga desde la temporada anterior: en 11 partidos solo cantó 6 goles, es decir, uno cada dos juegos, en promedio.
 
A pesar de todo, Barranquilla ha conseguido resultados importantes que no todos sus rivales pueden acreditar: les empató a Bucaramanga y Pasto, en ambas ocasiones sin goles, como visitante. Empero, como suele suceder, contra rivales de menos peso, tradición y favoritismo se enreda y termina cediendo puntos que hoy lo tienen alejado del grupo de los ocho mejores. Como en el caso de Unión Magdalena, la clasificación está bien envolatada y el panorama, que aparece gris, solo se despeja a punta de victorias.
 

Comentar
Guardar