Valledupar y Real Santander, un partido de doble filo
Archivo

Valledupar y Real Santander, un partido de doble filo

El cuadro costeño intentará mantenerse en el grupo de los ocho mejores y reencontrar su fútbol.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de abril 2011 , 08:27 a. m.

Es que el balance de las últimas cinco salidas del grupo de Víctor González Scott no es positivo: ganó una vez, empató otra y perdió las tres restantes.

Así, Valledupar pasó de pelear el liderato con Academia a luchar por su cupo en la parte alta de la tabla de posiciones del Torneo Postobón I-2011. Real Santander, en cambio, viene en alza luego de caer de manera inesperada en el sótano. En las más recientes cinco salidas ganó tres veces y empató dos.

Tras haber caído con Academia en casa (0-1) en el partido que en su momento enfrentó a los dos mejores equipos del certamen, Valledupar no ha podido encontrar el mismo buen nivel que ofreció en las cinco jornadas iniciales.

El equipo se cayó anímicamente y el técnico no ha encontrado ese revulsivo que le permita revertir la tendencia negativa de las últimas fechas. El oasis en este desierto lo constituye la victoria por la mínima diferencia sobre Unión Magdalena, pero eso no consigue tapar el bajón futbolístico.

El problema fue que a los delanteros vallenatos se les mojó la pólvora y el equipo frenó su impulso. Sin hacer un gran alarde de poderío ofensivo, Valledupar marcó 5 goles en los primeros cinco partidos, pero en igual cantidad marcó apenas 2 y solo uno de ellos sirvió para sumar (el mencionado contra Unión).

Entonces, como les suele ocurrir a estos equipos de la segunda categoría del fútbol profesional colombiano, esas limitaciones se traducen en ansiedad y esta lleva a los errores que cuestan dolorosas derrotas o, por lo menos, pérdida de puntos.

Por eso, en el duelo de este sábado en la tarde (3:30 p.m.) en el estadio Armando Maestre Pavajeau se trata de jugar con inteligencia y, sobre todo, paciencia.

Los jugadores de Valledupar saben que hoy por hoy la clasificación a los cuartos de final está en sus manos y entienden, así mismo, que la premisa es no permitir que de la casa se escapen puntos.

Ya un empate y una derrota le abrieron un déficit que no ha podido recuperar por fuera, así que no es tiempo de volver a tropezar con la misma piedra.

A Real Santander, en cambio, su última visita a la región de la Costa Atlántica le sirvió para despertarse y recuperar la memoria futbolística.

En efecto, después de caer 1-4 con Uniautónoma, en la quinta fecha, empezó a ganar y, por ende, ascender en la clasificación. Así, pasó del último puesto al duodécimo, ahora con 12 puntos (40,0 por ciento de rendimiento), es decir, a solo 2 del octavo.

Los de Johan Meza saben que es vital para sus aspiraciones sumar en Valledupar y con esa mentalidad llegaron hasta la tierra de los acordeones y las guacharacas.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR