"Liga de Campeones es lo que uno quiere ganar": Bierhoff
Archivo

"Liga de Campeones es lo que uno quiere ganar": Bierhoff

El manager de selección alemana aseguró que un jugador prefiere ganar la Champions que el Mundial.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
31 de marzo 2011 , 08:49 a.m.

La Liga de Campeones se convirtió en un torneo más importante que el Mundial para los futbolistas modernos, cuyos mejores momentos actualmente duran cuatro o cinco años, dijo el jueves el mánager general de la selección alemana, Oliver Bierhoff. 

En un discurso de amplio alcance a delegados en el foro comercial Soccerex, Bierhoff también subrayó los progresos conseguidos por la selección de su país, cuyo joven equipo deleitó y alcanzó las semifinales en el Mundial 2010. 

Bierhoff y sus entrenadores introdujeron una serie de reglas y responsabilidades para impedir que los jugadores se conviertan en 'mocosos malcriados'.

Sin embargo, Bierhoff remarcó que la Liga de Campeones se volvió algo más importante que el Mundial para muchos jugadores: "Creo que si uno es jugador ahora, en un club grande, la Liga de Campeones es lo que uno quiere ganar".  "Ganar el título doméstico es importante, pero la Liga de Campeones es la corona, el pináculo", agregó.

El alemán se refirió a la situación del futbolista actual.  "Hay muchas demandas sobre los jugadores: los medios, los patrocinios personales, las exigencias de los clubes. El pico de los mejores jugadores se está haciendo cada vez más angosto. Antes uno tenía 10 años en lo más alto de su carrera y los jugadores brillantes lo hacían en el Mundial", señaló.

"Ahora, después de tres, cuatro o cinco años, parece como si un jugador se terminara. Miren a Ronaldinho, Ronaldo y otros jugadores. Todo es mucho más intenso, y la Liga de Campeones es el pináculo, no el Mundial", reiteró el ex goleador.   

RESPONSABILIDAD Y ORGULLO

Bierhoff no quiso dejar de justificar su punto de vista. "'Hace 20 años para un futbolista era más importante jugar para la selección nacional que ahora. Hoy en día, el jugador está muy bien pagado por el club y el club tiene un gran interés de que no se lesione", apuntó el teutón.

"No les pagamos a nuestros jugadores tanto como ganan en sus clubes, ahora es un tema de orgullo el ser convocado. Es muy importante crear algo especial alrededor de la selección nacional", añadió.

Bierhoff, que supervisa el desarrollo del fútbol alemán, dijo que si el entrenador de una selección es oriundo del país podía ayudar a forjar una identidad y un espíritu de equipo.

Bierhoff también indicó que su grupo de trabajo animaba a los jugadores a asumir más responsabilidad y orgullo de jugar para la selección nacional. 

"Después de entrenar, (los jugadores) llegan y tiran sus casacas y medias sucias y las dejan para que el utilero las junte. Ahora lo hacen ellos. Dan vuelta las casacas y las dejan junto a las medias y pantalones", explicó. 

Bierhoff hizo referencia a la mala campaña de Alemania en la Eurocopa 2004 para destacar el cambio de maneras.  "Teníamos que cambiar la atmósfera después de la Eurocopa 2004 en Portugal. Parecía que los jugadores no querían jugar para el equipo, eso no es divertido. Pero en Alemania la selección nacional es un ícono, es propiedad de la gente, por eso necesitábamos que los jugadores pudieran unirse", señaló. 

Reuters

COMENTAR
GUARDAR