Francia va por buen camino pero le falta brillo
Archivo

Francia va por buen camino pero le falta brillo

A pesar de los puntos alcanzados por el equipo de Laurent Blanc persisten fallas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de marzo 2011 , 06:08 a.m.

La selección francesa de fútbol ha recuperado seguridad y fortaleza, cierto orden y la tranquilidad perdida en el pasado Mundial, pero ahora el seleccionador, Laurent Blanc, tiene que centrarse en buscar la brillantez que le falta al equipo.

La victoria 0-2 contra Luxemburgo el pasado viernes en partido de clasificación para la Eurocopa y el empate a cero del martes frente a Croacia, han mostrado una Francia correcta en el terreno de los resultados, pero muy alejada del equipo ofensivo que prometió el técnico.

El empate frente a Croacia rompió una racha de seis victorias consecutivas. Fue la primera vez que los "bleus" acabaron igualados desde que Blanc se sienta en el banquillo. El balance del seleccionador no es malo.

Las dos derrotas que concedió el equipo en sus dos primeros duelos, todavía marcados por el escándalo de Sudáfrica, dieron paso a una racha plena de triunfos, lo que mantiene al equipo en buena situación para lograr la clasificación para la próxima Eurocopa.

A los triunfos en esa competición oficial, Blanc ha sumado dos victorias de prestigio en amistosos, contra Inglaterra en el santuario de Wembley (1-2) y frente a Brasil en el Estadio de Francia de Saint-Denis.

Los números hablan muy favorablemente del trabajo del seleccionador, quien, sin embargo, no se ha metido al público y a la prensa en el bolsillo. El motivo es la gris imagen del equipo, que crea pocas ocasiones de gol y que no logra generar una imagen agradable.

Frente a Luxemburgo, un equipo que permanece cerrado en su campo sea cual sea el rival, Francia mostró sus limitaciones ofensivas. Karim Benzema, que había encadenado tres partidos consecutivos con recompensa goleadora, entró en el dique seco en el Gran Ducado y Francia acusó el golpe.

La victoria, lógica a la luz de la diferencia entre ambos equipos, recibió más críticas que alabanzas, porque Francia no se mostró convincente. Blanc parece haber encontrado su equipo defensivo. Mexès y Remi se afianzan en el eje de la defensa, mientras que el seleccionador cuenta con un buen puñado de opciones en los laterales, todas ellas de gran calidad.

La situación es menos clara a medida que se avanza en el análisis de las líneas. El seleccionador persiste en otorgar el timón del equipo a Yohan Gourcuff, a quien dirigió en el Girondins de Burdeos, pese a que atraviesa un evidente momento de mala forma. Contra Luxemburgo le situó al lado de Sami Nasri y de Frank Ribéry, otros dos "jugones", pero eso no se tradujo en una Francia más ofensiva.

El jugador del Bayern de Múnich, que volvió al equipo tras el pasado Mundial, todavía está lejos de ser determinante en la selección. Tampoco está en una situación óptima Florent Malouda, el otro hombre de banda, y de eso se resintió Francia.

Más esperanzadora para los galos es la incorporación de algunos jóvenes que ganan puntos, en particular Jéremy Ménez, que se ha revelado como una pieza importante del equipo pese al mal momento que atraviesa en el Roma. Diferente es el caso de Benzema.

Como en el Real Madrid, el delantero parece haberse ganado el derecho a fallar. Ante Luxemburgo no tuvo muchas ocasiones, pero contra Croacia marró un par de ellas.

Sin embargo, el madridista sigue siendo la opción predilecta de Blanc y nadie parece amenazar su puesto. Su consolidación en el Madrid juega a su favor. El seleccionador francés sabe que, cuando Francia recupere la brillantez, tendrá designado su estilete ofensivo.

EFE

COMENTAR
GUARDAR