Cortuluá-Rionegro, duelo de 'caciques' venidos a menos
Archivo

Cortuluá-Rionegro, duelo de 'caciques' venidos a menos

Hasta ahora, ninguno de estos dos equipos, considerados aspirantes, respondió a las expectativas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
25 de marzo 2011 , 04:44 a.m.

Es seguro que ni los más pesimistas hinchas de Cortuluá y Rionegro esperaban ver a sus equipos en las posiciones que ocupan actualmente, al cabo de nueve jornadas del Torneo Postobón I-2011.

El elenco vallecaucano es séptimo, con 14 puntos (51,9 por ciento de rendimiento), mientras que los antioqueños marchan en la duodécima casilla, con 10 (37,0 por ciento). Aunque todavía hay mucho terreno por recorrer, están obligados a mejorar para que la tarea de la clasificación no se ponga cuesta arriba.

Los pupilos de Sergio 'Checho' Angulo, por ejemplo, deben corregir urgentemente el rumbo de sus pasos como local. Es que Cortuluá, luego de cuatro partidos en el estadio Doce de Octubre, el mismo escenario del duelo de este sábado en la noche (8 p.m.), es ¡el peor local del torneo! Acredita un triunfo y un empate, con dos derrotas, un balance demasiado pobre para el que fuera campeón en 2009 y que en este 2011 vuelve a ser uno de los candidatos para el ascenso directo.

Lo irónico es que Cortuluá marcha a solo 2 puntos de Pasto y Academia, que comparten la primera colocación con 16 unidades, pero también está solo uno arriba de Fortaleza, que es octavo de la clasificación.

Entonces, una victoria en casa puede significar acercarse considerablemente al liderato y alejarse del drama del octavo, mientras que un empate o una derrota son sinónimo de sufrimiento y angustia en lo que resta de la fase de clasificación.

Hasta ahora, el elenco de 'Checho' Angulo soportó la campaña como visitante, con una excelente producción de 10 puntos (66,7 por ciento de rendimiento), pero no puede pasársela todo el año en esas. Está claro que ningún equipo que pierda tantos puntos en casa como los que pierde Cortuluá va a llegar a los añorados cuartos de final. Entonces, no queda otra que tratar de corregir los errores que costaron los amargos ratos del pasado y buscar recomponer el caminado.

No será tarea fácil, porque se mide a un Rionegro que tiene tradición como rival difícil. Los antioqueños, a los que la victoria se les escapó a última hora el pasado fin de semana en Fusagasugá (2-2 con Expreso Rojo después de ir arriba 2-0), al menos consiguieron detener el 'desangre': acreditaban cuatro caídas en serie, algo inusual para los dirigidos por Wiston Cifuentes.

De manera increíble, los 'leones del oriente' son el equipo con más derrotas en el torneo (5), razón por la cual ocupan una incómoda posición que solo podrán abandonar a punta de victorias.

Redacción Futbolred


 
 

COMENTAR
GUARDAR