"La adrenalina bajó tras el Mundial": Casillas
Archivo

"La adrenalina bajó tras el Mundial": Casillas

El capitán de la selección de España reconoció que deben mejorar su nivel ante un muy fuerte rival.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de marzo 2011 , 06:07 a.m.

Iker Casillas, capitán de la selección española, admitió en la previa del encuentro ante la República Checa que "la adrenalina bajó tras el Mundial", en encuentros amistosos en los que la 'Roja' disminuyó su nivel, y que "era lógico algún traspié".

Regresa la competición oficial y el capitán de la selección destacó la importancia de recuperar el verdadero nivel, justificó partidos flojos y destacó la importancia de conseguir un triunfo en Granada ante la República Checa para acercarse a la Eurocopa 2012.

"Queremos dejar prácticamente encarrilado el camino hacia la Eurocopa ante un rival directo. Podemos dejarlo sentenciado. Después del Mundial la adrenalina bajó y es normal algún traspié. Lo importante es que el equipo funcione en momentos importantes de cara a la clasificación", manifestó en rueda de prensa.

"Somos conscientes de que el rival que más daño puede hacernos es la República Checa. Son jugadores que están en ligas experimentadas y tienen grandes jugadores, principalmente Cech que está entre los tres o cuatro mejores porteros del mundo. No le acompaña a su nivel la selección.

Ganarles sería quitarnos de en medio al máximo rival para llegar a la Eurocopa", añadió. Preguntado por compañeros de la selección, Casillas defendió el estado de Fernando Torres al que no ve ansioso por marcar pese a que no lo consigue desde que cerró su traspaso del Liverpool al Chelsea.

"Le veo muy bien. Todo tiene un camino y él seguramente está acostumbrándose a su nuevo equipo. Es un jugador que cuando marque uno hará más seguidos. Le veo muy tranquilo y como siempre", dijo.

Por último, dedicó una parte de su comparecencia a su compañero Xavi Hernández. Juntos desde la selección sub'16, el centrocampista del Barcelona cumple cien partidos con la selección absoluta. "Como persona es totalmente diferente al terreno de juego.

Es divertido, siempre está de broma y la gente le aprecia. Le tenemos mucho cariño porque se hace querer. Cualquier jugador de la selección va a tener palabras buenas para él", reconoció. "Es difícil decir si es el mejor jugador de España pero seguro que Xavi va a estar entre los mejores diez de la historia de la selección.

Nos conocemos desde que tenemos 16 años y he tenido la suerte de ir evolucionando con él. Se ha convertido en lo que todo el mundo esperábamos de pequeños. Fascina a todos como maneja la pelota. Siempre quise quitarlo del medio del campo del Barcelona", añadió entre risas.

Por último, no puso problemas a ceder la capitanía en un día especial para Xavi. "Es una jerarquía. No depende de mí, está estipulado que el brazalete lo lleve el que más partidos tiene pero por mí no hay ningún problema de cederlo", afirmó.

EFE

COMENTAR
GUARDAR