Los cuatro primeros lugares: el objetivo de Richard Páez
Archivo

Los cuatro primeros lugares: el objetivo de Richard Páez

El DT de Millonarios confía en que su equipo puede lograr un cupo en esa zona de la tabla.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de marzo 2011 , 08:54 a.m.

Fiel a su estilo de nunca esconderse y siempre dar la cara, Páez habló del presente de sus dirigidos, que por primera vez en todo el campeonato y desde que es dirigido por el venezolano están en zona de semifinal. (En el Finalización 2010 fue sexto con un partido jugado y uno aplazado).

"No hemos logrado sino simplemente avanzar, evolucionar y eso es importante. Hay que fortalecerlo en el equipo, pero hay que amarrarlos (a los jugadores) a la tierra, sentir que todavía falta muchísimo, que apenas estamos comenzando", dijo Páez con una buena cantidad de cautela.

Y es que este Millonarios quiere romper con la historia, que dice que ya suma siete torneos sin estar en cuadrangulares. Por esa razón, las metas del adiestrador embajador son claras: "Nuestra tarea es estar dentro de los cuatro, ese es nuestro objetivo", afirmó.

El próximo escollo en ese camino es Real Cartagena, en la jornada ocho lo recibe en El Campín, el domingo a las tres de la tarde. El último partido disputado entre estos dos equipos en Bogotá, ilusiona a los hinchas, porque los heroicos salieron goleados 4-0 del escenario de la calle 57.

Para este encuentro y como se le ha vuelto costumbre, Páez tendrá problemas para escoger su nómina, por el nivel de algunos que están como suplentes y por algunos que deben pagar fecha de suspensión. Es el caso de Juan Esteban Ortiz, quien debe y tiene una jornada pendiente. En su lugar, se perfila como titular el bogotano Omar Andrés Rodríguez.

¿En qué punto está el equipo del que usted quiere ver en el campo?

Richard Páez: "Para todos debe haber satisfacción porque el grupo va consiguiendo resultados, que es lo que queríamos. Muchas veces hemos jugado de una manera adecuada, como uno pretende y no hemos podido lograr victorias. Esta vez se están sumando buenas actuaciones con buenos partidos y eso significa que el equipo va creciendo, va evolucionando y se va respondiendo a un trabajo metódico, constante, con perseverancia, escuchándonos a nosotros mismos, que ese era el camino, y eso nos da satisfacción porque le hemos dado alegrías continuas a nuestra afición".

En el torneo anterior mucho se le criticó sus cambios. Ahora muchos dicen que ha acertado en los cambios y en la estrategia...

R.P: "Cuando se dan los resultados es cuando surten efecto los cambios, es así de pragmático el fútbol y la visión de la gente. Por eso es que el fútbol es universal por las versiones constantemente contradictorias. Yo siempre he creído que he hecho bien los cambios, esa es la diferencia, esa es la gran confianza y fe que uno se tiene, uno como técnico siempre hace los cambios para bien, no hace los cambios para mal. Ahora, que resulten o no los cambios ya es otra cosa. Los cambios están dando efecto porque los jugadores se han encargado de hacerlo efectivo en la cancha".

Hace unas semanas decía usted que Millonarios estaba en llegando a un 70 por ciento. ¿Ahora dónde se encuentra?

R.P: "71 por ciento. Esa es la idea, nosotros vamos poco a poco. El equipo tiene que consolidarse con resultados porque eso nos hace bien, los resultados lo motivan uno, le cambian la cara, le dan un estado anímico distinto, le liberan las dificultades, las limitaciones se ven cortas, eso es lo que hacen los resultados. Uno lo que tiene es que darle sentido terrenal, que no se sienta esto como algo extraordinario. No hemos logrado sino simplemente avanzar, hemos logrado es evolucionar, eso es importante y eso hay que fortalecerlo en el equipo, pero hay que amarrarlos a la tierra, sentir que todavía falta muchísimo, que apenas estamos comenzando. Este es el principio de algo que avizoramos a distancia muy bueno para Millonarios y esperamos que se pueda cumplir".

¿Esta satisfecho con los resultados, con la posición en la tabla?

R.P: "Siempre es bueno corregir ganando, siempre es bueno corregir estando dentro de los ocho. Nuestra tarea es estar dentro de los cuatro, ese es nuestro objetivo, en el campeonato nosotros debemos estar primero dentro de los cuatro. Es ahí donde debemos estar nosotros manteniéndonos, para que en un campeonato o en un resultado estemos en el primer lugar, que es donde realmente debemos estar. Pero la tarea nuestra es estar dentro de los ocho, pero donde queremos mantenernos es dentro de los cuatro".

¿Que hay que corregir?

R.P: "Corregir las fallas que estamos cometiendo porque ganamos pero cometimos fallas y eso ya uno como técnico debe establecer ese vínculo con el grupo, trabajando en esa circunstancia. Los errores  hay que corregirlos y las fortalezas consolidarlas, entonces llevar a cabo ambas posturas. Hay que desarrollar trabajo y en eso estamos".

Leonard Vásquez viene mostrando un buen nivel ¿Podríamos decir que es un descubrimiento suyo?

R.P: "No, no. Creo que son, sencillamente, escogencias, elecciones. Creo que Leonard Vásquez, que tiene un potencial, lo dejamos el semestre pasado porque sabemos que tiene ese potencial, es un jugador rápido, que tiene fuerza, que tiene voluntad, que tiene un espíritu de superarse a si mismo ante circunstancias difíciles. Hoy está demostrando porque lo escogimos, pero es él el que se tiene que convencer claramente. Si lo jugadores supieran, yo fui jugador, que cuando uno como técnico toma una decisión es porque está completamente convencido en ello, entonces es el jugador el que se tiene que convencer más que uno. Es el jugador el que tiene que tener más autoestima de la que uno tiene en ellos y es eso lo que estamos buscando con Leonard y lo está consiguiendo de una manera clara. La competencia en ese puesto con Lewis Ochoa, que es otro bárbaro en esa posición, es realmente abierta y eso es lo que estuvimos buscando. Igual lo de Jefferson Angulo, su incorporación, con su talento, su plus de categoría y calidad le da un plus al equipo".

¿Ha podido dormir más tranquilo en estas semanas o en Millonarios nunca se puede dormir tranquilo?


R.P: "Es que yo siempre dormí tranquilo, esa es la diferencia. Este técnico duerme tranquilo porque ya tiene a Dios por dentro. Estos problemas para mí son normales, las preocupaciones existían cuando yo no tenía a Dios por dentro. Son circunstancias normales de una profesión, entiendo las críticas cuando las cosas no nos salen bien, entiendo las buenas críticas cuando nos salen bien las cosas".

¿Y el próximo partido?

R.P: "Ahora viene Cartagena, que es un rival que llega necesitado de puntos como nosotros, que aquí en casa la última vez que vino no le fue bien, pero sabemos que esto son distintas historias, que van a venir a rescatar puntos que han perdido en su cancha y considero que va a ser difícil y trataremos de vencerlos".

Con información de Nicolás Serna, Periodista de Citytv.

COMENTAR
GUARDAR