Dépor, en casa, quiere aprovecharse de Centauros
Archivo

Dépor, en casa, quiere aprovecharse de Centauros

El local procurará mantenerse en el grupo de los ocho y el visitante, no caer al último lugar.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de marzo 2011 , 04:58 p.m.

En efecto, son bien distintas las realidades de los equipos que se medirán en el estadio El Cacique, de Jamundí (Valle), este domingo en la tarde (3:30 p.m.). Dépor, a pesar de algunos altibajos en su rendimiento, está en el grupo de los protagonistas del Torneo Postobón I-2011. Mientras, Centauros atraviesa un mal momento con apenas una victoria y cuatro derrota en siete fechas disputadas. Si pierde en suelo vallecaucano y Alianza Petrolera triunfa, el elenco llanero se irá al sótano.

 

Dépor viene de tres empates en línea, pero hace seis jornadas que no conoce la derrota. De hecho, la única que acredita en su presente palmarés fue la que sufrió por goleada (0-4) contra Deportivo Pasto en la primera fecha del certamen. Desde entonces, el equipo de Víctor Bonilla y Wálter Escobar se las arregló para mantenerse invicto y sumar seguido, algo que se le había dificultado demasiado en campañas anteriores.

 

Otro dato que es muy importante hoy por hoy para los hinchas vallecaucanos es que su equipo n pierde en casa todavía. Y no es una cifra menor si se tiene en cuenta que el año pasado Dépor cayó más veces que las que triunfó: fueron 8 derrotas contra 7 victorias, el peor balance de los dueños de casa. La intención para el partido de este domingo, que es de alto riesgo porque el rival viene herido, es la de mantener esa tendencia favorable y, por qué no, alimentarla con un nuevo éxito.

 

En la otra orilla, con grandes urgencias y no pocas carencias, está el elenco dirigido por Eduardo 'El Abuelo' Cruz. Tras siete jornadas, el experimentado entrenador no consigue rearmar el equipo y conformar una nómina competitiva. Como se sabe, Centauros fue uno de los equipos que más modificaciones sufrió en la nómina en relación con la del año anterior y los refuerzos que llegaron todavía no dan la talla. Se trata de un grupo joven al que hasta ahora le pesó demasiado la responsabilidad.

 

El gran déficit de Centauros está en su casa, donde perdió dos de los tres partidos que disputó. Por fuera, en cambio, tan mal no le ha ido: empató dos y perdió otros dos. No son números como para sentirse orgulloso, pero al menos dan cuenta de que este equipo se siente más cómodo por fuera de su casa que en ella, quizás porque le traslada la presión a su rival y no tiene que llevar el peso ofensivo del partido. A Jamundí, en todo caso, no puede llegar a encerrarse porque, se sabe, ese es el camino más corto hacia la derrota.

COMENTAR
GUARDAR