Barranquilla y Real Santander, a salir del letargo
Archivo

Barranquilla y Real Santander, a salir del letargo

Igualados con 7 puntos en la parte baja de la tabla de posiciones, los dos necesitan la victoria.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de marzo 2011 , 04:46 a.m.

Números muy parecidos acreditan los rivales que se verán las caras este sábado (3:30 p.m.) en el vetusto estadio Romelio Martínez, de Barranquilla, donde todavía se siente la resaca del Carnaval. Dos triunfos, un empate y cuatro derrotas son un pobre balance para dos elencos que arrancaron la temporada con otras expectativas y que ahora deben remar contra la corriente en procura de un cupo a los novedosos cuartos de final.

 

Una leve mejoría experimentó el cuadro costeño en las dos últimas jornadas del Torneo Postobón I-2011: venció como local a Centauros, por la mínima diferencia, y le sacó un empate sin goles a Bucaramanga, que hasta ese momento había sido intratable en su casa. Ahora, el conjunto de Virgilio Rodríguez espera seguir sumando en su patio con la intención de meterse de lleno en la pelea por un cupo en el grupo de los ocho mejores.

 

Igual que le ocurrió el año pasado, en el que terminó en el último lugar de la tabla de Reclasificación, Barranquilla sufre anemia ofensiva: en los siete partidos que disputó solo anotó 4 goles, la mitad de los que recibió. Un aspecto en el que el técnico trabaja de manera reiterada sin conseguir aún los resultados esperados. Para su fortuna, el rival del sábado acredita la peor defensa del torneo (12 goles en contra), algo que le puede servir para acabar con la sequía.

 

Tras la goleada sufrida en Sabanalarga, no muy lejos de Barranquilla (1-4 con Uniautónoma), Real Santander recuperó la memoria de su mejor fútbol y sumó las dos victorias que acredita en la tabla de posiciones: fue 1-0 sobre Expreso Rojo, como local, y 2-1 a Centauros, a domicilio. Así, el equipo dirigido por Johan Meza pudo salir del incómodo sótano y empezar a buscar un lugar más acorde con sus posibilidades y aspiraciones.

 

El principal problema para los santandereanos ha sido la debilidad defensiva. El que hasta hace poco era un equipo sólido y equilibrado es hoy por hoy el más goleado del certamen. Además, cuatro derrotas en siete partidos disputados son un preocupante saldo en rojo que lo tiene por fuera del grupo de los ocho mejores, al que sus hinchas esperan llegue muy pronto. 

COMENTAR
GUARDAR