"Pierdo mucho dinero dejando la Roma", aseguró Adriano
Archivo

"Pierdo mucho dinero dejando la Roma", aseguró Adriano

Quien se justificó diciendo: "Pero sé que en Brasil soy feliz".

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de marzo 2011 , 07:26 a.m.

El delantero Adriano Leite reconoció hoy que su decisión de abandonar el Roma para regresar a Brasil le ha hecho perder mucho dinero, pero afirmó que para él es importante ser feliz y que en su país natal lo es.    

"He puesto de mi parte y he perdido mucho dinero, pero para mí cuenta ser feliz y yo en Brasil lo soy", declaró el delantero brasileño en una entrevista concedida al canal italiano de televisión por cable Sky.    

Adriano mencionó también algunas de las razones que explican los problemas que ha tenido esta temporada con el Roma.   

 "Toda la culpa es de las lesiones. He tenido muy mala suerte: primero el abductor, que me mantuvo parado dos meses, después el tobillo, otra vez lesionado. He jugado sólo dos partidos, con el Milán y con el Chievo, hacía algunos progresos, pero cada vez surgía un nuevo problema", recordó Adriano resignado.    

El futbolista, de 29 años, indicó que el hecho de haberse lesionado tantas veces en poco tiempo "quizá era una señal de Dios" para decirle "que era mejor regresar a Brasil".    

"En casa tengo dos hijos. Cuando hablo con ellos por teléfono lloro, y estoy lejos de mi madre. Todos me dicen que por qué no les he traído conmigo a Italia, pero no era fácil", explicó Adriano, antes de añadir que tampoco hubiera sido "justo".    

El Roma y el futbolista comunicaron oficialmente durante el día de ayer que habían alcanzado "un acuerdo para la resolución consensuada anticipada del contrato" entre ambos, cuyo fin natural estaba previsto para el 30 de junio de 2013.    

La nota informativa, distribuida desde el club romano, no daba más detalles sobre el motivo de la marcha del jugador, aunque en los últimos días se había producido cierta polémica en torno al futuro del brasileño.    

El pasado 27 de febrero, Adriano no se presentó a un reconocimiento médico al que estaba citado para analizar el estado de su hombro lesionado durante el derbi de la Copa de Italia entre el Roma y el Lazio del pasado enero.    

El brasileño ni siquiera llamó para decir que no acudiría a la cita, según informó entonces el diario deportivo "Corriere dello Sport", algo por lo que el futbolista pidió perdón sólo dos días después.    

A esa ausencia en el reconocimiento médico se sumó además que su vuelta de Río de Janeiro a Roma del 24 de febrero se produjo con dos días de retraso, por lo que el jugador no acudió al centro deportivo del club hasta el 25 de febrero.    

Durante su entrevista con Sky, Adriano comentó que él se marcha "con la cabeza alta" y que es un "chico sensible" al que todas las cosas acontecidas este año le "pesaban muchísimo sobre los hombros".    

El brasileño insistió en que "no aguantaba más" esta situación y confesó que en este momento se encuentra "contento" porque, después de haber hablado mucho con el Roma, ha encontrado la solución: abandonar el club.    

"Lo único que siento es no haber podido despedirme de mis compañeros", sentenció. 

Roma
Efe
 

COMENTAR
GUARDAR