Cristiano Ronaldo no es "indispensable" en el Real
Archivo

Cristiano Ronaldo no es "indispensable" en el Real

El entrenador del Madrid se ha visto a prueba al tener que hacer la dupla Xabi-Granero.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de marzo 2011 , 09:03 a.m.

Xabi Alonso y Esteban Granero, pareja casi inédita esta temporada, se asociaron en el centro del campo del Real Madrid por segunda vez en el presente curso ante el Racing, equipo ante el que demostraron ser una combinación perfecta para los intereses madridistas, ganadores contundentes del duelo que vivió El Sardinero (1-3).

La ausencia obligada de Lass Diarra por sanción y la de Fernando Gago y Sami Khedira por lesión, obligaron al entrenador portugués José Mourinho a alinear ante el Racing a un jugador que hasta ahora ha pasado prácticamente desapercibido en las tres competiciones por las que lucha el Real Madrid.

Desaparecida la opción de alinear junto a Xabi Alonso a un centrocampista de mayor corte defensivo que creativo, Granero apareció por El Sardinero como una opción imaginativa que sólo había coincidido en un equipo titular con su compañero en una ocasión.

Fue en la Copa del Rey ante el Levante, en el Santiago Bernabéu, y el equipo de Mourinho cumplió con creces ganando 8-0 a su rival. Desde entonces ver sobre el césped a la dupla Xabi-Granero ha sido casi imposible salvo en algunos minutos finales de encuentros en los que Granero saltó al campo para dar descanso a alguno de sus compañeros.

Hasta el domingo han pasado más de dos meses desde que el 22 de diciembre de 2010 luciera en la medular madridista una pareja completamente artística. Y, de nuevo, volvió a funcionar. Pero esta vez, la apuesta salió mucho mejor. El Real Madrid tal vez jugó los mejores 45 minutos de la temporada.

Por lo menos, fuera de su estadio. Y lo hizo sin complejos, sin las ataduras creativas de Khedira y Lass, dos futbolistas muy aprovechables, pero quizás poco comprendidos por una grada como la del Bernabéu, siempre gustosa del espectáculo y del buen juego.

Con Granero y Xabi Alonso volvió la calma al Real Madrid para desesperación del Racing. El toque, la creación, la contención y el ritmo volvieron a verse por la casa blanca. Hacía mucho que no ocurría. El Madrid era un equipo fuerte atrás, pero de impulsos arriba, cargando como el séptimo de caballería, todos a una, pero a veces sin sentido.

Cristiano Ronaldo es el máximo exponente de ese juego. Velocidad, hambre, fuerza. Todo lo contrario que Granero y Xabi, que traen calma y sentido, aunque ambas opciones pueden ser válidas. Pero, por primera vez en todo el año, desapareció una de ellas.

Nunca habían coincidido en el campo desde el inicio Granero y Xabi sin Cristiano. Y las cosas salieron mejor que nunca para el Real Madrid. Cuando el luso ha estado lesionado en Liga, los blancos han ganado ocho de los diez partidos que han disputado.

Empataron en otro (Sporting, 0-0) y perdieron ante el Sevilla 2-1 la temporada pasada. La presencia de Cristiano es muy importante y sobre todo muy espectacular. Pero los datos revelan que no es imprescindible.

Después de ganar al Racing, José Mourinho reconoció que Granero aporta algo diferente a su equipo: "Es ideal como transportador del balón por su capacidad física, por su llegada y su juego por dentro y fuera. Le digo que debe adaptarse al doble pivote".

"Es un diez, no un pivote. Y está trabajando para adaptarse y ganar características de pivote. Esta noche lo ha hecho jugando a uno o dos toques, pensando rápidamente y dando salida. Es inteligente y está adaptándose al sistema natural del equipo. Estoy muy contento con el partido que ha hecho".

El "experimento" podría alargarse una semana más si Mourinho repite con Xabi y Granero el fin de semana ante el Hércules. El canterano del Real Madrid parece que es la llave para mejorar al espectacular Mesut Özil.

El alemán es otra historia. Casi nunca defrauda. Pero con Granero y Xabi, claramente mejora. Contra el Racing, los tres, junto con Di Maria, Benzema y Adebayor, aportaron algo diferente a lo que se ha visto por el Real Madrid. Y eso pasa sin Cristiano.

EFE

COMENTAR
GUARDAR