Contra Fortaleza, Bogotá espera seguir sumando
Archivo

Contra Fortaleza, Bogotá espera seguir sumando

Apenas un punto separa a estos dos equipos, que procuran una victoria.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de marzo 2011 , 07:02 a.m.

Producto de su irregularidad, en efecto, Fortaleza y Bogotá hoy están por fuera de los principales aspirantes a disputar los cuartos de final del Torneo Postobón I-2011. Los dirigidos por Jaime Manjarrés, que perdieron a mitad de semana en su visita a Buenaventura (0-2 con Pacífico), están en la duodécima colocación con 8 puntos, uno más que Bogotá, que se dio la alegría de golear a un flojo Unión Magdalena (3-0) y que antes había empatado en Pasto (0-0), una de las plazas más difíciles del país.
 
Luego de cosechar el primer éxito de su historia en la segunda categoría del fútbol profesional colombiano como anfitrión, Fortaleza tropezó en el puerto vallecaucano. En un ambiente que es muy complicado para cualquier rival, pero mucho más para los elencos que bajan desde la altura, el novato frenó su impulso y retrocedió en la clasificación. Por eso, la premisa para el partido de este domingo (3:30 p.m.) en el estadio Los Zipas, de Zipaquirá, no es otra que regresar a la senda de los triunfos.
 
Fortaleza se mantuvo invicto durante las tres primeras fechas y ocupó puestos de la parte alta de la tabla de posiciones. Sin embargo, en sus más recientes tres salidas ajustó dos caídas, en ambas ocasiones sin conseguir anotar gol, y quedó enredado en la parte intermedia de la clasificación. Afortunadamente para sus intereses, está a solo un punto del octavo puesto (Bucaramanga) y, entonces, tiene claro que una victoria contra Bogotá muy seguramente le permitirá meterse otra vez entre los ocho mejores.
 
Los capitalinos, por su parte, parecen haber tomado el impulso necesario para abandonar esos puestos de retaguardia que ocuparon durante las tres jornadas iniciales. Dos triunfos en casa (1-0 sobre Bucaramanga y 3-0 sobre Unión Magdalena) y un empate a domicilio (0-0 con Pasto) son muestra inequívoca de que el grupo dirigido por Albeiro García recuperó la memoria futbolística de sus mejores momentos y tiene cómo dar la pelea más arriba.
 
La clave de esa mejoría fue que alcanzó, al menos en esos 270 minutos, el ansiado equilibrio: no recibió goles en contra y les endosó 4 a sus rivales. Por el contrario, en el arranque del torneo sumó 270 minutos sin tantos a favor y sufrió 4. Poco a poco, la joven nómina asimila las enseñanzas del entrenador antioqueño y, sobre todo, se toma confianza para asumir el reto de mantener a Bogotá en los primeros lugares. La de Fusagasugá será una prueba interesante, porque el dueño de casa cuenta con una nómina experimentada que lo exigirá al máximo.
 

COMENTAR
GUARDAR