Unión Magdalena y Rionegro, el clásico de las urgencias
Archivo

Unión Magdalena y Rionegro, el clásico de las urgencias

Se trata de dos de los 'grandes' de la segunda categoría del fútbol profesional colombiano.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de marzo 2011 , 07:01 a.m.

De hecho, ambos están por fuera del grupo de los ocho mejores del Torneo Postobón I-2011 al cabo del primer tercio de la fase de clasificación. Los dos, además, cayeron el pasado miércoles: los samarios fueron goleados 0-3 por Bogotá en la capital de la República, mientras que los antioqueños fueron superados en su propio patio por el Deportivo Pasto. Por eso, el partido de este sábado es vital para sus aspiraciones y, también, para la continuidad de sus técnicos.
 
Con balance de tres empates y tres derrotas en seis partidos, con 4 goles a favor y 10 en contra, Unión Magdalena vive horas amargas. El retorno del experimentado entrenador Eduardo Julián Retat, un hombre de las entrañas del club, no produjo el revulsivo que se esperaba. El otrora 'ciclón' está muy lejos de los puestos de privilegio, su rendimiento es muy deficiente y los números estadísticos solo arrojan saldo en rojo. Entonces, no queda otra que empezar a ganar para superar la crisis o dar un drástico cambio de rumbo.
 
En Santa Marta, donde 'El Mono' Retat goza de gran aprecio, es muy poca la paciencia que les queda a los hinchas y la presión es grande sobre los directivos. Nadie entiende cómo un equipo de esta historia y tradición está tan abajo en la tabla de posiciones y el hecho de que no haya ganado aún mortifica de manera especial a los exigentes hinchas. Y lo peor es que este sábado (3:30 p.m.) en el estadio Eduardo Santos se mide a un rival que llega herido y que es muy duro en los patios ajenos.
 
En efecto, el conjunto dirigido por Wiston Cifuentes tiene una bien ganada fama de buen visitante, a pesar de que en esta campaña acredita un triunfo y una derrota en dos presentaciones. Hasta ahora, los 'leones del oriente' todavía no pudieron tomar el ritmo de competencia adecuado, pues cuando parecía que estaban listos para asaltar el liderato sufrieron tropiezos que los mandaron a las aguas turbias de la parte intermedia de la tabla de posiciones.
 
A pesar de ser uno de los más serios aspirantes a la corona de la temporada, Rionegro ya perdió dos veces en su patio, algo que a la larga puede convertirse en un lastre y que, además, lo obliga a ir a buscar esos puntos en casas ajenas. Su única victoria como visitante (2-0 sobre Bogotá) llegó, precisamente, luego de la primera caída como local (1-2 con Pacífico), así que Unión Magdalena tendrá que cuidarse del accionar de este peligroso rival.
 

COMENTAR
GUARDAR