Benfica venció 2-1 a Sporting y es finalista de Copa
Archivo

Benfica venció 2-1 a Sporting y es finalista de Copa

El equipo verdiblanco quedó sin opciones a lograr algún título en esta temporada.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
02 de marzo 2011 , 02:39 p.m.

En un derbi lisboeta de mucha intensidad y poco fútbol, los "nueves" de ambos equipos, Cardozo y Postiga, se erigieron en los grandes protagonistas del mismo, aunque fue Javi García quien acabó por decidir el encuentro con un tanto en el minuto 92.    

La derrota profundiza todavía más en la crisis del Sporting de Lisboa, eliminado de los dos torneos coperos portugueses, fuera de Europa y muy lejos del líder, el Porto, en la Liga lusa, cuatro competiciones en las que sigue vivo su rival de hoy, el Benfica.    

En su primer encuentro en el banquillo del Sporting, José Couceiro -que llegó al club en diciembre como director de fútbol-, apostó por un once similar al de su antecesor, Paulo Sérgio, con las novedades del argentino Torsiglieri como central titular y con la presencia del español Zapater en el once en detrimento de Maniche.    

El partido no empezó bien para los verdiblancos, cuyo baluarte en defensa -y además capitán-, Daniel Carriço, se lesionó aparentemente de la espalda en un giro brusco él solo, lo que obligó a salir al brasileño Polga al poco de empezar.    

Sin embargo, el Sporting no le perdió la cara al duelo. Pese a sus dificultades para elaborar el juego, los "leones" se mostraron muy agresivos y dificultaron las combinaciones de su rival, que jugaba en casa.    

Tanto es así que los verdiblancos se adelantaron en el marcador en el minuto 20, con un saque de falta que lanzó bombeado Matías Fernández y en el que el guardameta del Benfica, el español Roberto, midió mal en su salida y permitió a Hélder Postiga rematar y hacer el primero.    

Diez minutos después, el partido dio un giro de 180 grados, después de que el árbitro sancionara un controvertido un penalti a favor del Benfica de Polga sobre el español Javi García.    

Cardozo asumió la responsabilidad, aunque su disparo fuerte y a la izquierda del portero lo desvió Rui Patricio para mandar el esférico a córner.    

Cuando el desánimo parecía cundir en el Estadio da Luz, el propio Cardozo llevó el empate al marcador a la salida del saque de esquina con un testarazo inapelable, con el que se redimió de su error anterior.    

De ahí hasta el final del primer tiempo, tan sólo un disparo desde la frontal del lateral de las "águilas" Maxi Pereira estuvo cerca de mover el resultado.    

En el principio de la segunda mitad se sucedieron las ocasiones, primero el Sporting a través de un hoy omnipresente Postiga y después el Benfica, que de nuevo a través del paraguayo Cardozo estuvo a punto de anotar en una jugada tonta en el minuto 55.    

El técnico del Benfica decidió mediada la segunda parte introducir una variante ofensiva dando entrada a Aimar y Jara en sustitución de Martins y Gaitán, en un gesto claro de ir a por el partido.    

El mediapunta argentino, sin embargo, tuvo que ser sustituido minutos después de entrar al campo debido a un tirón, en un momento en que su equipo necesitaba de su juego entre líneas.    

El Sporting quiso aprovechar entonces las dudas de su rival y tuvo un buen par de ocasiones desde fuera del área con el joven centrocampista André Santos como protagonista.    

En los instantes finales, el partido fue de ida y vuelta, y ambos conjuntos fallaron ocasiones clarísimas.    

El paraguayo Cardozo, una pesadilla para la defensa de los "leones" durante todo el duelo, estrelló un cabezazo en el larguero poco, y en la jugada siguiente el chileno Valdés falló para el Sporting cuando se encontraba solo ante Roberto.    

Ya pasado el tiempo reglamentario, y con el Benfica volcado al ataque, la defensa del Sporting se mostró poco contundente a la hora de despejar el juego aéreo de su rival y Javi García acabó por aprovechar un mal rechace de Torsiglieri en el punto de penalti para dar la victoria a su equipo y llevar al delirio a su afición.   

Con su triunfo de hoy, el Benfica se clasifica para la final de la Copa de la Liga, en la que se enfrentará al vencedor del duelo Nacional-Paços de Ferreira, que se juega mañana.    El Sporting, inmerso ahora en las elecciones a la presidencia del club, deberá recuperarse del daño moral de esta derrota para garantizarse el tercer puesto en Liga, que garantiza su presencia en Europa. 

Lisboa
Efe

 

COMENTAR
GUARDAR