Bucaramanga-Rionegro, el partido de la quinta fecha
Archivo

Bucaramanga-Rionegro, el partido de la quinta fecha

Se trata de dos de los máximos aspirantes al ascenso directo al final de la temporada.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de febrero 2011 , 08:33 a.m.

El onceno bumangués acaba de perder su invicto al caer por la mínima diferencia contra Bogotá, en la capital de la República, pero en el estadio Alfonso López de la 'ciudad bonita' logró sacar los 6 puntos que disputó. Claro, ahora se trata de un rival de más peso como Rionegro, que juega muy bien de visitante y que tiene la mira puesta en el liderato del Torneo Postobón I-2011: espera ganar y que Academia tropiece para asumir el comando.
 
El de este domingo (3:30 p.m.) en la gramilla sintética del máximo escenario de Bucaramanga es, sin duda, el partido más atractivo de la programación de la quinta jornada de la Primera B. Por los pergaminos de los rivales, por las nóminas que posee cada uno, por los antecedentes, por su condición de favoritos. Una oportunidad para mostrar en verdad de qué están hechos, para comprobar qué tanta jerarquía tienen para enfrentar estos duelos que se antojan como finales anticipadas.
 
Sin jugar mal, pero sin poder ofensivo, Bucaramanga perdió por primera vez en la campaña en Bogotá. Aunque el técnico Fernando Velasco manifestó estar conforme con el comportamiento del equipo, para los hinchas nunca hay consuelo en la derrota. Por eso, la intención es dar una demostración contundente de buen fútbol contra un Rionegro que siempre complica en predios ajenos. Bucaramanga todavía no ofrece todo lo que su afición espera y la caída en Bogotá despertó viejas dudas.
 
Tras una inesperada caída en el arranque de la campaña (1-2 con Pacífico, como local), el conjunto dirigido por Wiston Cifuentes se despertó y acumula tres éxitos en serie, uno de ellos en condición de visitante (2-0 sobre Bogotá). Así, el elenco antioqueño acredita 9 puntos, es decir, uno menos que el sorpresivo líder Academia. La intención de los antioqueños es llegar a lo más alto de la tabla de posiciones y asegurar lo más pronto posible un lugar entre los ocho equipos que disputarán los novedosos cuartos de final.
 
Bucaramanga ganó dos veces ante sus hinchas, pero su fútbol aún no los convenció y el rendimiento dejó dudas que todavía no fueron despejadas. Además, Rionegro es el primer rival de categoría que enfrenta en la temporada y los aficionados esperan una respuesta adecuada para un reto importante. El visitante, por su parte, no mira el linaje de sus rivales, sale a proponer en cualquier plaza y solo mira hacia arriba, consciente de que sus parciales le exigen ser protagonista de primer orden.
 

COMENTAR
GUARDAR