Unión Magdalena-Pacífico, partido de necesidades
Archivo

Unión Magdalena-Pacífico, partido de necesidades

Es un partido de alto riesgo para ambos, pues tras cuatro jornadas están en deuda futbolística.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de febrero 2011 , 08:30 a.m.

En efecto, ni Unión Magdalena, ni Pacífico están a la altura de lo esperado en el Torneo Postobón I-2011. En el caso del elenco samario, baste decir que ocupa la penúltima casilla de la tabla de posiciones, con apenas 2 puntos producto de igual número de empates y dos caídas. En el de los vallecaucanos, la situación es aún más dolorosa: pasó de ser líder después de dos fechas a salir del grupo de los ocho mejores por culpa de dos derrotas en serie.
 
A pesar de que el técnico Eduardo Julián Retat no se cansa de repetir que Unión Magdalena está para ser protagonista y pelear el título que le permita regresar a la máxima categoría del fútbol profesional colombiano, los resultados lo desmienten. Su equipo todavía no engrana y, lo peor, es uno de los tres participantes que todavía no ganó en la presente campaña. Como local acredita un empate (1-1 con Real Santander) y una derrota (0-2 con Valledupar, su 'bestia negra') algo preocupante para el que antaño era un dueño de casa temible.
 
Por lo visto hasta ahora, Unión Magdalena es un cuadro desequilibrado: anotó solo 3 goles y recibió 6, síntoma de que a Retat le tocará trabajar aún más para alcanzar el nivel de rendimiento esperado. Por lo pronto, es urgente conseguir una victoria este domingo (3:30 p.m.) en el estadio Eduardo Santos para salir de esa incómoda posición y, sobre todo, para apaciguar los ánimos en Santa Marta, donde ya se escuchan airadas voces de protesta. Los hinchas están decepcionados y así lo han dejado saber.
 
Menos incómoda, pero no menos preocupante, es la situación de Pacífico. El elenco de Wálter Aristizábal tuvo el arranque perfecto y después, de manera inesperada, se cayó. Perdió por la mínima diferencia con Bucaramanga, como visitante, y luego cedió los puntos en su casa al caer 1-2 con Pasto, el pasado fin de semana. Así, entonces, pasó del cielo al infierno en apenas 180 minutos y provocó la desilusión de sus hinchas, que estaban de plácemes.
 
Ahora, en un partido de necesidades y grandes riesgos, pues la continuidad de los entrenadores se encuentra en entredicho, Pacífico tratará de volver a sumar para calmar los ánimos y retomar la buena senda. La pregunta que atormenta a los aficionados vallecaucanos es cuál es la verdadera versión de su equipo: ¿la del elenco contundente que ganó los dos primeros partidos o la del indeciso rival que tropezó en los dos siguientes? Un interrogante que, esperan, se despeje de una vez por todas este domingo en Santa Marta.
 

COMENTAR
GUARDAR