"Si fuese por mí, ya habría renovado", aseguró Pepe
Archivo

"Si fuese por mí, ya habría renovado", aseguró Pepe

El central portugués del Real Madrid llegó al equipo en el año 2007.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de febrero 2011 , 07:54 a.m.

"Estamos conversando. Si fuese por mí, ya habría renovado", afirmó Pepe en una entrevista publicada hoy en el semanario luso "Expresso" en la que repasa las fechas que han marcado su carrera como futbolista.    

El defensa, internacional por Portugal, subrayó que en verano de 2007 llegaron ofertas al Porto de otros clubes en los que "tenía opciones de cobrar más", aunque cuando oyó el nombre del Real Madrid ni se lo pensó.    

Interrogado sobre su agresión a Casquero, centrocampista del Getafe, en abril de 2009 -y que le valió una sanción por diez partidos-, Pepe reconoció que perdió la cabeza por las provocaciones de su rival.    

"Casquero sabía que el Real Madrid necesitaba ganar, y se pasó el partido picándome. En el descanso, Juande Ramos dijo que podíamos perder la Liga contra el Barcelona pero nunca frente al Getafe. Cuando volvimos, iba encendido. Hice el penalti y lo que Casquero me iba diciendo, que no voy a repetir, me hizo perder la cabeza", explicó.    

Pepe, que no ha dejado de ser titular indiscutible en el centro de la zaga para todos sus entrenadores -Schuster, Juande Ramos, Pellegrini y Mourinho-, señaló el partido jugado el 23 de diciembre de 2007 contra el Barcelona en el Camp Nou como uno de los mejores partidos de su carrera.    

"Ganamos 1-0. En el otro lado estaban Deco y Ronaldinho. Schuster me dijo que tenía que tener cuidad con Ronaldinho, porque iba a caer en mi zona. Al final, todo me salió bien", resaltó.    

Para el central madridista, su actual entrenador y compatriota, José Mourinho, es "el mejor del mundo", y su secreto para hacer funcionar a sus equipos se basa "en el trabajo y la responsabilidad" que atribuye a los jugadores.    

Pepe también recordó su paso por el Marítimo, de la Primera División lusa, así como su fichaje frustrado por el Sporting de Lisboa, en verano de 2002, equipo con el que incluso hizo la pretemporada antes de recalar en el Porto. 

Lisboa
Efe
 

COMENTAR
GUARDAR