Bogotá-Bucaramanga... debería ser el partido de la fecha
Archivo

Bogotá-Bucaramanga... debería ser el partido de la fecha

En otras condiciones, este partido sería el clásico de la jornada en el Torneo Postobón I-2011.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de febrero 2011 , 05:41 a.m.

Sin embargo, el hecho que Bogotá esté en la última casilla de la tabla de posiciones, con tres derrotas en fila y ningún gol anotado en lo que va corrido de la campaña, le resta brillo al que, en todo caso, es el partido más atractivo de la programación de la cuarta fecha. De acuerdo con lo establecido por la Dimayor, esta vez sí se jugará en el estadio Alfonso López Pumarejo, de la Universidad Nacional; cabe recordar que el conjunto capitalino actuó como local en la anterior oportunidad en el estadio Los Zipas, de Zipaquirá.

A pesar de que perdió a la mayoría de jugadores que el año pasado cumplieron una destacada labor en el certamen, especialmente en el segundo semestre, nadie esperaba que a estas alturas de la competencia Bogotá fuera el colero. Hasta ahora, el trabajo del técnico antioqueño Albeiro de Jesús García no ofrece los réditos esperados y los 'leones' son noticia, pero para mal. Tres caídas, ningún gol anotado y 4 recibidos son un pésimo balance para un equipo que se acostumbró a pelear arriba y que, pese a todo, no claudica en sus aspiraciones de grande.

Poco o nada le ha salido bien a Bogotá en este arranque de campaña. Se nota demasiado la ausencia de los jugadores que abandonaron la institución, los refuerzos todavía no dan la talla, las alternativas implementadas por el técnico no dan resultado y, lo peor, poco a poco empieza a sentirse una gran presión que causa molestias para cumplir el trabajo entre semana y provoca nerviosismo en los partidos del fin de semana. Son los síntomas de una enfermedad que se llama crisis y que solo tiene una cura conocida: victorias.

Más si se trata de triunfos frente a equipos de la repercusión mediática del Bucaramanga, máximo aspirante al ascenso directo al final de la temporada. Se trata de una motivación adicional, aunque también una responsabilidad mayor. Y si algo quedó claro en los 270 minutos que Bogotá jugó hasta ahora es que necesita mejorar mucho tanto en lo futbolístico como en lo mental para poder ponerse al nivel de rivales maduros y bien armados como este Bucaramanga de Fernando Velasco.

El visitante, por su parte, jugará por primera vez en la temporada en patio ajeno, pues se recuerda que su partido contra Alianza Petrolera fue aplazado debido al accidente de carretera que sufrió la plantilla 'aurinegra' luego de disputar el primer juego de la temporada. Bucaramanga, todavía sin convencer con su fútbol, pero haciendo gala de contundencia ofensiva (algo que el año pasado le hizo mucha falta) venció a Valledupar (3-1) y Pacífico (1-0) en los dos partidos que disputó. Ahora, en la gran vitrina de la capital de la República, espera mostrar que sí posee los argumentos para ser considerado el rival a vencer en el Torneo Postobón I-2011.

 

COMENTAR
GUARDAR