Rionegro quiere celebrar en casa frente a Patriotas
Archivo

Rionegro quiere celebrar en casa frente a Patriotas

El elenco paisa, que acredita dos éxitos consecutivos, le apuntará al liderato.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de febrero 2011 , 05:08 a.m.

Atrás quedaron las dudas en el arranque del Torneo Postobón I-2011, en el que el conjunto dirigido por Wiston Cifuentes cayó como local con Pacífico (1-2). Las victorias conquistadas contra Bogotá (2-0 como visitante) y Barranquilla (2-0 como local) dejaron claro que los 'leones del oriente' están dispuestos a defender el prestigio del balompié paisa y, de paso, volver a ser protagonista del certamen hasta las últimas instancias.

El primer tropiezo sirvió para que Rionegro espabilara y recuperara la memoria de sus mejores momentos futbolísticos. Dado que fue uno de los pocos equipos que mantuvo la mayor parte de la base de la campaña anterior, muy rápido se reencontró con su más alto nivel y plasmó su intención: pelear los puestos de privilegio. El partido de este sábado (7:30 p.m.) en la gramilla sintética del estadio Alberto Grisales lo encarará a sabiendas de que, con una combinación favorable de resultados, puede llegar a lo más alto de la tabla de posiciones, su objetivo prioritario.

Rionegro, sin embargo, tendrá de cuidarse de esas 'lagunas futbolísticas' que de cuando en cuando lo aquejan, especialmente cuando actúa como local. A veces, los circuitos ofensivos no funcionan, el equipo cae en el desespero, se descubre atrás y termina rumiando la rabia de una inesperada derrota, tal y como le ocurrió en el debut contra Pacífico. Además, para que los puntos cosechados a domicilio marquen una diferencia es imprescindible ganar en la casa.

Para Patriotas, que acaba de conseguir la primera victoria de la campaña (1-0 sobre Bogotá), será un reto importante. El grupo dirigido por Miguel Augusto Prince, que todavía está en período de acoplamiento, quiere alejarse de la 'zona roja' de la tabla de posiciones y para ello es necesario sumar como visitante. El conjunto boyacense todavía está muy lejos del nivel que sus hinchas esperan, pero reencontrarse con el triunfo, sin duda, sirve para recobrar la confianza y fortalecer la autoestima.

Los boyacenses hasta ahora, fieles al estilo de los equipos dirigidos por Prince, demostraron ser ordenados y sólidos en defensa (solo les anotaron un gol en tres partidos), pero también limitados en ataque (solo celebraron un gol). Y eso no es culpa exclusivamente del entrenador ocañero, pues es justo decir que él recibió una nómina sensiblemente inferior en calidad comparada con la que terminó la campaña anterior. Habrá que ver si el triunfo sobre Bogotá era el impulso que necesitaba para alzar vuelo o, como en el caso de otros competidores, fue apenas un espejismo.

 

COMENTAR
GUARDAR