Expreso Rojo ahondó la crisis del Barranquilla, le ganó 2-0
Archivo

Expreso Rojo ahondó la crisis del Barranquilla, le ganó 2-0

Otra floja presentación del conjunto costeño se tradujo en la tercera derrota en línea.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de febrero 2011 , 11:29 a.m.

En unas tribunas prácticamente vacías en el estadio Romelio Martínez, porque a esa hora los aficionados estaban pendientes de la suerte de su querido Junior en la Copa Libertadores de América, el elenco dirigido por Virgilio Rodríguez volvió a decepcionar.

Todo parece indicar que el triunfo conseguido en el debut del Torneo Postobón I-2011 contra Bogotá (1-0) fue un espejismo, porque después de eso todo ha sido sinsabor para los 'tiburones'.

Contra un ordenado y aplicado Expreso Rojo, que supo cómo sacar provecho de las falencias del dueño de casa, Barranquilla volvió a exhibir grandes limitaciones para generar fútbol ofensivo y, peor aún, para concretar las pocas opciones de gol que fue capaz de crear a lo largo de los 90 minutos.

Por eso, a medida que transcurrían los minutos el cuadro visitante le tomó la manija al partido, asumió el control del balón y empezó a construir el camino hacia el triunfo.

La apertura del marcador se dio a los 43 minutos de la primera parte, gracias a la combinación de una desinteligencia defensiva y un acierto ofensivo.

Un desborde de Luis Fernando Sánchez y su posterior centro sirvieron para que Peter Zipacón la embocara en el arco de Levid Martínez con la complacencia de una defensa que no atinó a reaccionar. Un gol que significó un duro para el local, puesto que lo obligó a replantear su estrategia para el segundo período.

La esperada reacción de Barranquilla en verdad nunca llegó. El técnico realizó un cambio que no surtió efectos y el avance se dio simplemente porque Expreso Rojo replegó sus líneas, pero el local nunca pudo llegar con peligro al arco defendido por César Augusto Giraldo. Por eso, era más factible que el visitante aumentara la cuenta a que el dueño de casa consiguiera el empate.

Y, claro, se dio lo primero: a los 20 minutos, en el cobro de una falta de costado, de nuevo la zaga costeña se equivocó y en el segundo palo Álvaro Montero solo tuvo que tocarla para cobrar por ventanilla.

De ahí en adelante todo fue desespero y desorden para el local, que a 7 minutos del final sufrió la expulsión de Árol Reyes como una muestra más de su impotencia.

Expreso Rojo, que venía de perder el invicto con Uniautónoma, supo recuperarse y capitalizó el segundo triunfo a domicilio en la campaña para sumar 7 puntos y quedar en la misma línea del líder Academia, que juega este sábado.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR