"El balance es lamentable", reconoció Richard Páez
Archivo

"El balance es lamentable", reconoció Richard Páez

El técnico de Millonarios se mostró molesto tras la derrota 2-3 con Huila en Bogotá.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de febrero 2011 , 04:10 a.m.

Páez salió, dio la cara y reconoció que su equipo no jugó un buen segundo tiempo y que el cuadro opita fue superior.

"El balance ha sido lamentable porque el equipo no se esperaba este debut. Un equipo que apostó al estilo, a la manera de jugar que impusimos pero nuestros errores nos cobraron con ese 3-2 que es inobjetable. No podemos decir que no fue objetivo. En el fútbol el que comete errores paga la consecuencias y Millonarios pagó las consecuencias de sus errores", comentó Páez.

Pero lo que quedó en el ambiente, fue que el conjunto bogotano fue uno en el primer tiempo y otro muy distinto en la segunda etapa. Al término los primeros 45 minutos se fueron al vestuario ganado 2-1 y al final del compromiso se quedaron con las manos vacías.

Esa situación provocó que Páez se mostrara disgustado en su contacto con los medios de comunicación y aceptará que "perdemos la pelota principalmente porque había inseguridad atrás, entonces el equipo no salía jugando, el equipo cada vez que nos tiraban la pelota allá arriba se veía inseguro y el equipo perdió la confianza, la seguridad y eso se sumó como una marea, se iban sumado los errores y al final no terminamos como debimos"

La cadena de equivocaciones, principalmente de los centrales Saa y Henríquez, frente a Huila, privó al equipo capitalino de tener un buen debut frente a su público en el Apertura 2010.

Y el timonel azul aseguró que las ausencias de José Mera y Alejandro Cichero, sus zagueros titulares, se noaron dentro del terreno de juego. "Sí. Lo lamentable es que no pude arriesgar a Cichero porque viene de una contractura, era un partido que estaba pidiendo mucha capacidad de reacción física. No pude hacer el cambio porque corría el riesgo de que se lesionara y ahí sí hubiese sido peor. Entonces preferí seguir dándoles la confianza a estos dos jugadores que sabemos que tienen con qué, pero lamentablemente hoy (domingo) no tuvieron las condiciones que normalmente muestran", afirmó el DT.

Lo que parecía una fiesta terminó en insultos y tristezas para los seguidores 'embajadores', que una vez tienen que ver a su equipo cediendo terreno como local.

Por eso a Richard Páez no le extraño los reclamos del público al final del encuentro. "La entiendo porque la ilusión era distinta. Yo les doy complacencia a que no pudimos brindarles todo el fútbol que quisiéramos. Debutar perdiendo, uno entiende completamente la reacción de la tribuna".

Ahora Millonarios deberá empezar a recuperar el terreno perdido, pero es nada menos ni nada más que en el calor de la frontera frente al Cúcuta, el próximo fin de semana.

Redacción
Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR