Roman Abramovich dispuesto a gastar más dinero
Archivo

Roman Abramovich dispuesto a gastar más dinero

El magnate ruso, dueño de Chelsea, gastará una gran cantidad en el próximo mercado de pases.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
02 de febrero 2011 , 05:37 a.m.

Esto es de prever luego de su decisión 'contra toda lógica' de contratar a Fernando Torres, según el entrenador del Arsenal, Arsene Wenger.

El campeón de la Premier League gastó el lunes un total de 71 millones de libras esterlinas (113,2 millones de dólares) para fichar al delantero de Liverpool y al defensor del Benfica David Luiz, pese a que en el año que terminó el 30 de junio el club anunció pérdidas por 70 millones de libras.

La Uefa, organismo rector del fútbol europeo, está tratando de poner en práctica nuevas reglas de 'juego limpio' que impidan que los clubes gasten más de lo que reciben en ingresos a partir del 2012, y Wenger criticó el enorme desembolso realizado por Torres y David Luiz.

"El Chelsea apoyó el juego limpio financiero, pero por la mañana anuncian pérdidas de 70 millones de libras y por la tarde compran jugadores valorados en 71 millones. ¿Dónde está la lógica?", planteó Wenger a diarios británicos.

"No sé si Abramovich está preocupado (sobre el juego del Chelsea) pero así es como se lee desde fuera. Si uno no invierte durante un tiempo, parece que no estás implicado, pero 71 millones de libras significan que vendrán más", señaló el técnico francés.

Después de un período tranquilo con respecto a contrataciones, Wenger indicó que el propietario ruso había decidido mostrar su poderío financiero otra vez.  "Abramovich estaba un poco en tierra de nadie, donde no se podía predecir si quería suspender la inversión o no", manifestó el francés.

"Pero eso cambió. Ha decidido poner mucho dinero otra vez y eso dice que en verano vendrá más', añadió. 

Chelsea está 10 puntos detrás del líder de la Liga Premier inglesa, el Manchester United, y a cinco del Arsenal, que es segundo, cuando faltan de 14 partidos por jugar esta temporada.

Londres
Reuters

 

COMENTAR
GUARDAR