Historia
Archivo

Historia

Pese a que aún no hemos logrado nuestro primer título en la Liga, podemos decir que...

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de noviembre 2013 , 12:04 p.m.

Pese a que aún no hemos logrado nuestro primer título en la Liga, podemos decir que nos hemos dado el lujo de tener a tres muy buenos entrenadores colombianos.

Primero fue Hernán Torres, luego Leonel Álvarez y después Jorge Luis Bernal. Con ellos hemos vuelto a luchar por los primeros lugares en el campeonato. Ellos, junto a buenos planteles, nos han permitido estar presentes en los cuadrangulares semifinales. Siempre luchando por llegar a una final.

Y en este 2013, en nuestra primera experiencia internacional, logramos llegar hasta los cuartos de final de la Copa Suramericana. Como balance final disputamos ocho partidos, ganamos seis y solo perdimos dos. Muy buenos números del técnico Jorge Luis Bernal.

Por eso somos las 'Águilas doradas', el nuevo orgullo de Antioquia, y podemos hacerle frente a cualquiera.

A mediados de 2008 el Bajo Cauca declinó su lucha por ascender. El municipio de Itagüí junto a la familia Salazar Olano adquirió la ficha de la segunda división y revivieron al Deportivo Industrial Itagüí -como se llamó en 1992- o simplemente Itagüí F.C. -como fue bautizado en 1994- que se habían perdido entre las hojas amarillentas de los libros de historia.

Con ese nuevo hálito de vida, el proyecto empezó a caminar unido a una visión social y empresarial. José Fernando Salazar, timón del barco, le metió alma y corazón al equipo, con la nostalgia de una pasada carrera profesional por Millonarios, Cúcuta y Bucaramanga.

De la mano de su familia, Salazar estructuró un propuesta integral que incluyera a todos los itagüiseños y creara afición propia, problema que no querían repetir de la historia de Envigado. Por eso los dos primeros años el ingreso a los partidos de local no tuvo costo.

El Estadio de Ditaires, que estaba prestado en comodato al Medellín, volvió a reactivarse ahora con el rótulo del 'Nido de las Águilas'. El escenario, además, sería utilizado para el entrenamiento de los semilleros y la escuela de fútbol que en la actualidad cuenta con más de cinco mil niños.

Con una organización clara y con el apadrinamiento del Municipio de Itagüí que subsidia gran parte del proyecto, el siguiente paso a dar sería la obtención de resultados deportivos. Con jugadores de cartel, olvidados por la dinámica consumista de la que no escapa el fútbol, Itagüí constituyó un equipo competitivo.

En el primer semestre del año pasado perdió la final en la definición desde los once metros frente a Cortuluá. En ese entonces, Néstor Álvarez, 'Jeringa Guzmán' y David Montoya, eran los referentes del equipo que dirigía Carlos Mario Hoyos.

Sobre la derrota y la tristeza de un revés como local con estadio lleno, el equipo volvió a reinventarse y no solo cambió de timonel -ahora dirigiría Álvaro de Jesús Gómez- sino que se reforzó con hombres de primera división.

Por eso en 2010, las 'Águilas' no solo pasaron por encima a sus rivales de la 'B' -le sacaron doce puntos de ventaja a su escolta en la reclasificación anual- sino que se colaron hasta la final de la Copa Postobón dejando en el camino a históricos como Medellín, Once Caldas, Tolima, Nacional y Millonarios.

Itagüí fue el equipo boom de 2010. Ahora tendrá el reto de mantenerse y consolidar un fútbol alegre y fluido que salvó el año para Antioquia porque los hermanos mayores solo provocaron rabia y desilusión. Estas son las 'Águilas Doradas', un equipo que no para de crecer y que quiere obtener un título de fútbol colombiano.

COMENTAR
GUARDAR