Un empate en Tunja deja al Pasto en la final de la B
Apuestas Futbolred
Archivo

Un empate en Tunja deja al Pasto en la final de la B

Patriotas, en cambio, está obligado a ganar el partido que se disputará este sábado (3:30 p.m.) en el estadio La Independencia.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
27 de noviembre 2010 , 05:25 a. m.

Tras cinco fechas cumplidas en los cuadrangulares del Torneo Postobón 2010, ambos elencos acumulan 10 puntos, fruto de campañas idénticas: 3 triunfos, un empate y una derrota.

De hecho, ambos acreditan también +2 en el gol diferencia, así que la posición se definirá por la posición ocupada en la tabla de Reclasificación (el llamado 'punto invisible'), un ítem que favorece a los dirigidos por Jorge Luis Bernal. Pasto viene de vencer 2-1 Bucaramanga en un partido lleno de polémica por supuestos intentos de soborno, mientras que Patriotas igualó 1-1 con Bogotá.

Será, sin duda, el partido del año para estos dos buenos equipos que desde la campaña regular se postularon como serios candidatos al ascenso directo.

Al término de los 90 minutos, sin embargo, solo uno de ellos habrá cumplido con los deberes previstos y para el otro será un amargo final de temporada, a mitad del camino. Patriotas sorprendió a Pasto en el arranque de estos cuadrangulares, cuando lo venció 1-0 en el último minuto del partido disputado en las faldas del volcán Galeras, el pasado 6 de noviembre.

Una gesta que los dirigidos por Carlos Mario Hoyos están obligados a repetir, porque de lo contrario todo el esfuerzo realizado será en vano. Patriotas viene jugando un buen fútbol, con solidez defensiva y potencia ofensiva, pero se ha visto perjudicado notablemente por los vulgares yerros arbitrales.

Como se recuerda, contra Bucaramanga, el caldense Sebastián Restrepo, a instancias del lateral Rolando Guevara, les concedió a los 'canarios' un gol que no fue; ese día, afortunadamente para sus intereses, logró darle vuelta al marcador.

Cuatro días más tarde, en la capital de la República, fue el antioqueño Wílmar Roldán, el que lo perjudicó al anular un gol legítimo, después de que el asistente Alejandro Gallego levantara la bandera de manera apresurada.

Luego, los mismos protagonistas se combinaron para negarle un claro tiro penalti, producto de una falta en un veloz contragolpe. Ese partido terminó 1-1 y los 2 puntos que se quedaron en el camino hoy le hacen falta al elenco boyacense.

Pasto, que el año pasado descendió también con un fallo arbitral de por medio, espera completar la tarea que le permita llegar a la final y seguir soñando con el ascenso, ya sea por la vía directa o a través de la Promoción.

Necesita un empate para hacer valer su mejor desempeño en la temporada regular, pero no será algo fácil. Patriotas es un duro local que ya lo amargó en la primera fecha y, entonces, solo cuando se dé el pitazo final se podrá cantar victoria.


 

COMENTAR
GUARDAR