Bogotá empató 1-1 con Patriotas y quedó eliminado
Archivo

Bogotá empató 1-1 con Patriotas y quedó eliminado

De manera increíble, el equipo capitalino desaprovechó los dos partidos que disputó como local, después de una primera vuelta impecable, y le dijo adiós a la temporada.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de noviembre 2010 , 06:23 p. m.

Bogotá, que al término de los tres primeros partidos de los cuadrangulares del Torneo Postobón 2010 parecía ser el mejor candidato del Grupo B, ahora verá la final a través de la televisión.

Al equipo de Fernando Velasco le faltó jerarquía en el momento que más la necesitó y ya no podrá avanzar a la gran final de la temporada. El cupo se definirá el próximo sábado, en Tunja, entre Patriotas y Pasto.

El conjunto capitalino quedó con 8 puntos, contra los 10 de Pasto y Patriotas. Así le gane el sábado a Bucaramanga, en la 'ciudad bonita', máximo hará 11 unidades, las mismas que completarían pastusos y boyacenses en caso de empatar. Entonces, el primer lugar se definiría por el puesto en la Reclasificación y el tiquete les correspondería a los nariñenses. Bogotá le apuntaba a avanzar a la final por primera vez en su historia, pero 'mató al tigre y se asustó con el cuero'.

Hizo lo difícil, que era sumar por fuera (venció 3-2 a Patriotas e igualó 2-2 con Pasto) y se enredó en lo que, supuestamente, era más fácil: ganar en casa. El sábado cayó 2-3 con Pasto y este miércoles volvió a fallares a sus hinchas en el estadio Alfonso López Pumarejo de la Universidad Nacional. Ahora, entonces, a Bogotá no le queda más que tratar de cerrar la campaña de manera decorosa y empezar a pensar lo que puede ser la temporada 2011.

Patriotas se puso en ventaja con un golazo de John Freddy Pajoy, en cobro de tiro libre. Por la considerable distancia que había entre el balón y el arco defendido por Andrés Felipe Mosquera, todos pensaron que venía un centro. Sin embargo, el remate fue directo al arco y se incrustó en un ángulo sin que alguien la tocara; tamaña sorpresa. Corría el minuto 9 del primer tiempo y el partido se ponía cuesta arriba para el local.

El empate se produjo a los 28, también en jugada de pelota quieta, cuando los defensores visitantes se dejaron sorprender y a sus espaldas apareció el chiquitín Harry Castillo para tocarla al fondo de la red. Patriotas pudo irse en ventaja nuevamente, a los 33 minutos, pero otra decisión arbitral equivocada (como había ocurrido el sábado en Bucaramanga) lo privó de un mejor resultado. El árbitro Wílmar Roldán anuló el gol por un fuera de lugar que no existió, a instancias de su asistente.

Antes de finalizar la primera etapa, Roldán trató de compensar al expulsar, con roja directa, al volante David Silva. El talentoso jugador capitalino trabó a un rival en una jugada dividida y el árbitro se apresuró a tomar una medida disciplinaria. En el segundo tiempo, en un campo en muy malas condiciones por efectos del invierno, Bogotá y Patriotas jugaron un partido abierto, de ida y vuelta, en el que ninguno de los dos tuvo la claridad necesaria para desnivelar el marcador.

El sábado, en la sexta y última fecha de los cuadrangulares, Patriotas está obligado a ganarle a Pasto en Tunja para avanzar a la final. Bogotá, por su parte, se despedirá visitando al también eliminado Bucaramanga.


 

COMENTAR
GUARDAR