Lo que le deja el 2010 a la Selección Colombia... ¿sombras nada más?
Archivo

Lo que le deja el 2010 a la Selección Colombia... ¿sombras nada más?

Después del duelo del miércoles con el combinado de Perú quedó una gran pregunta en el ambiente futbolero nacional: ¿para dónde vamos? El último amistoso del año deja poco... ¿y el resto?

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de noviembre 2010 , 09:34 a. m.

Si bien Hernán Darío Gómez ha sido específico en que para él los amistosos que jugará la Selección Colombia hasta la Copa América hacen parte de un proceso de experimentación, bien vale la pena preguntarse para dónde va este proceso.

Por supuesto, los amistosos no se deben medir por victorias, se trata de poner en práctica un estilo de juego, de tener a un grupo reunido y trabajar con él, de ver variantes y, sobre todo, que el técnico sepa qué jugadores y qué sistema de juego le van a servir a la hora de los partidos oficiales.

De ahí que sea fácil cuestionar lo sucedido el miércoles pasado con el 1-1 ante Perú. Veamos primero lo rescatable de este juego:

- Se le dio la oportunidad a nuevos jugadores que mostraron cómo les va poniéndose la 'tricolor', una camiseta que a algunos les pesa como 30 kilos.

- 'Bolillo', por primera vez desde que reasumió la dirección técnica de Colombia, utilizó un 10. El experimento fue un total fracaso en el que la víctima fue Giovanni Hernández. ¿Buscaba con esto Gómez justificar su idea de jugar sin un armador?

- Breiner Castillo se ratificó como parte fija del proceso. No va a ser el arquero titular, pero va a estar ahí.

Lo malo, sin embargo, es mucho más. Para empezar, por más experimentos que quiera hacer acercando jugadores a la Selección, partidos como éste o como el de Bolivia (en el que también se jugó con futbolistas locales) son tiempo perdido.

Es decir, ¿para qué trabajar con jugadores que Gómez y el resto del país sabemos que no van a hacer parte del proceso? Como forma de hacer una eliminación natural, diría el DT, pero eso también se puede hacer manteniendo una base a la que se le van sumando los jugadores que el técnico quiera probar.

Ahora bien, la gracia de los amistosos, como se dijo antes, es que los jugadores se familiaricen con el trabajo del técnico: que haya repeticiones para ajustar movimientos. Si 'Bolillo' llama a unos y otros, eso no se va a dar nunca.

En sus ocho amistoso Gómez ha convocado a 45 jugadores y, hasta el momento, no vemos equipo. Es más, si nos atenemos a los últimos amistosos, la base de la Selección que tiene 'Bolillo' hasta ahora es 'Brecas' y Giovanni Moreno...

Por supuesto, no se trata de hablar de resultados, se trata de hablar de nivel de juego, y a la fecha los mejores partidos de Colombia en esta nueva era de Gómez fueron el debut ante Sudáfrica (más allá de la derrota 2-1) y la victoria 1-0 sobre Ecuador, en donde el pecado fue el individualismo de Moreno, pero el resto del equipo se vio sólido y hubo alternativas interesantes de ataque y defensa.

El resto ha sido una larga experimentación en donde no se ve equipo, en donde el medio campo olvida absolutamente al o a los delanteros de turno y en donde los experimentos en defensa han convertido en fijo a Castillo, el arquero que ha sido figura en dos juegos, algo que ningún otro de los 45 convocados puede decir hasta el momento.

Ojalá en el 2011 se deje de experimentar y se trabaje con los que son. Si no hay base, olvidémonos de la Copa América... y ni hablar del arranque de las eliminatorias al Mundial.

Alejandro Pino Calad

Editor Futbolred.com

alepin@eltiempo.com.co

 

COMENTAR
GUARDAR