Bogotá impone el ritmo: de visitante, le ganó 3-2 a Patriotas
Archivo

Bogotá impone el ritmo: de visitante, le ganó 3-2 a Patriotas

El conjunto capitalino es el único participante de los cuadrangulares del Torneo Postobón 2010 que acumula 6 puntos al cabo de las dos primeras jornadas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de noviembre 2010 , 08:02 p. m.

Muy interesante resultó el duelo entre Patriotas y Bogotá, los dos equipos que habían salido ganadores en la primera fecha de la fase semifinal en el grupo de la altura.

El visitante llegó al estadio La Independencia, de Tunja, con la intención de buscar el partido y desde los primeros minutos dejó claro que no se iba a esconder.

El local, que quería brindarles una alegría a sus hinchas, no se quedó atrás y, entonces, el que se observó fue un partido de ida y vuelta, bien jugado.

La primera media hora del partido fue favorable para los dirigidos por Fernando Velasco, que con presión en terreno ajeno confundieron al dueño de casa y lo hicieron equivocar reiteradamente.

Una de esas fallas permitió el primer gol del encuentro, anotado por el veterano Óscar Méndez, a los 20 minutos. Un tanto que le aportó emoción al encuentro, gracias a la reacción de Patriotas, que de inmediato buscó igualar la pizarra.

El empate llegó en la recta final de la primera etapa, por intermedio del lateral Yédinson Palacios, que un minuto más tarde, a los 44, se fue expulsado por doble amonestación.

No tuvo tiempo Patriotas de saborear su gol cuando ya había recibido un nuevo golpe que, sin duda, marcó el destino del partido. Y peor cuando con tiempo cumplido el árbitro nortesantandereano Cristian Villarraga le concedió un penalti a Bogotá, que fue ejecutado con acierto por el goleador Wilberto Cosme, que completó 13 tantos en la campaña.

Con desventaja de 1-2 y un jugador menos en la cancha, el elenco de Carlos Mario Hoyos tuvo que enfrentar el segundo período asumiendo riesgos en defensa y con la obligación de atacar para, al menos, lograr el empate.

Como era lógico, Patriotas asumió el control de las acciones, mientras que Bogotá se resguardó en su campo, aunque sin renunciar al ataque y, más bien, llevando susto con sus peligrosos contragolpes.

El local tuvo que adelantar sus líneas y ceder espacios y eso fue aprovechado por Bogotá para marcar el 3-1 que lo ponía en inmejorables condiciones para alcanzar la victoria. Fue a los 20 minutos, por intermedio del talentoso volante David Silva.

El descuento se demoró poco, apenas 3 minutos, y fue concretado por el bogotano Édgar Ramos, el mismo que había convertido el gol de la victoria en Pasto.

Pero hasta allí llegó el impulso de Patriotas, que pese a su esfuerzo no pudo llegar al empate debido al buen trabajo defensivo del visitante, que no concedió ventajas.

Ahora, en la tercera fecha de los cuadrangulares, este fin de semana, Patriotas tendrá la oportunidad de la reivindicación cuando reciba, el sábado, al Atlético Bucaramanga.

Mientras, el domingo, Bogotá irá a Pasto para tratar de dar un nuevo y certero golpe que lo ponga a tiro de as de la clasificación a la final. 

COMENTAR
GUARDAR