En la última jugada del partido, Patriotas venció 1-0 al Pasto
Archivo

En la última jugada del partido, Patriotas venció 1-0 al Pasto

El conjunto boyacense fue el único que pudo sacar ventaja como visitante en la primera fecha de los cuadrangulares del Torneo Postobón 2010.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de noviembre 2010 , 04:46 a. m.

Luego de distinguirse con sobrados méritos como el mejor local de la campaña regular, con más del 90 por ciento de rendimiento en el estadio Departamental Libertad, el Deportivo Pasto tropezó, y bien duro, en su primera salida en la fase semifinal.

Sin poder exhibir esos argumentos que lo hicieron temible, jugó un partido 'chato' y, en medio del desespero, permitió que Patriotas, que estuvo muy aplicado, le propinara la segunda derrota de la temporada en su patio.

Fue bueno y entretenido el partido que unas 15 mil personas observaron en la tarde de este domingo en la capital nariñense. A pesar de que tomó los recaudos defensivos necesarios, Patriotas no llegó a defenderse y permanentemente puso en aprietos a la zaga local.

Pasto, fiel a su costumbre, llevó la iniciativa y, como se dice en la calle, 'puso toda la carne en el asador'. Sin embargo, el cuadro de Jorge Luis Bernal se estrelló contra un muy ordenado y disciplinado Patriotas, que planteó un partido inteligente y aplicó el libreto con disciplina.

El local tuvo el balón más tiempo en su poder, pero no encontró los caminos para abrir esa sólida defensa que planteó el técnico antioqueño Carlos Mario Hoyos.

Las pocas ocasiones de peligro que se produjeron en la primera parte fueron protagonizadas por Pasto, que con más ganas que orden y fútbol buscó incesantemente el arco defendido por Mario Muñoz.

Éisner Loboa y el boliviano Diego Aroldo Cabrera fueron los atacantes más incisivos y, también, los que dilapidaron las opciones más claras.

En el segundo período, el primer cuarto de hora fue de amplio dominio del local, que en varias oportunidades exigió a Muñoz, que terminó convertido en la gran figura del partido.

A medida que transcurrían los minutos, sin embargo, el desespero se empezó a apoderar de los jugadores pastusos, que una y otra vez se estrellaban contra el muro boyacense, al borde del área visitante. Para colmo, apareció la lluvia que hizo más difícil el tránsito del balón y provocó que Patriotas se encerrara más, a defender el cero en su arco y el punto que tenía entre el bolsillo.

Así se llegó a la recta final del encuentro, en medio de un ambiente de desilusión por parte de los aficionados y de impotencia de los jugadores locales.

Pasto lo pudo ganar ya en la reposición cuando Cabrera recogió un rebote en el área boyacense, pero su remate se estrelló rebeldemente en un vertical.

Y en la réplica, con el local totalmente jugado al ataque, se produjo la jugada que cambió el partido. El árbitro Élver Oliveros, del Valle, pitó una falta, a 30 metros del arco de Julián Meza, y el bogotano Édgar Ramos, como en sus mejores tiempos, cuando estaba en Santa Fe, la embocó desde allí para darle la victoria a Patriotas.

El próximo miércoles, cuando se cumpla la segunda fecha de los cuadrangulares, Pasto irá a Bucaramanga para vivir las emociones de un clásico entre ex inquilinos de la A.

Patriotas, por su parte, estará en Tunja para recibir la visita de Bogotá. 

COMENTAR
GUARDAR