Centauros dijo adiós con una victoria sobre Juventud: 1-0
Archivo

Centauros dijo adiós con una victoria sobre Juventud: 1-0

Fue la decimanovena derrota para el conjunto local, en los 36 partidos que disputó en el Torneo Postobón 2010.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
31 de octubre 2010 , 08:02 a. m.

Además, la cuarta en serie, aunque esta vez al menos no fue por goleada. Porque, cabe recordarlo, Juventud venía de caer con Barranquilla (0-4), Valledupar (0-4) e Itagüí (1-6), en un lamentable cierre de campaña. Este sábado, en el estadio Luis Antonio Duque, de Girardot, los dirigidos por Wilson Gutiérrez mejoraron un poco, pero igual cargaron con la derrota. Para Centauros, fue la tercera celebración por fuera de su patio en la presente temporada.
 
El único tanto del partido se produjo a los 22 minutos de la primera parte, luego de que el árbitro antioqueño José Pinto pitara un penalti a favor de los llaneros. La ejecución fue Célimo Polo, que de esta manera llegó a 16 goles en la campaña para situarse como el segundo mejor goleador del año después del cesarense Álvaro José Barros, de Academia (21). No fueron muchas más las emociones que se observaron en el partido, pues ninguno de los dos exhibió argumentos contundentes.
 
Juventud, que demostró estar muy golpeado anímicamente por las recientes goleadas sufridas, intentó una reacción que nunca llegó. Ni las modificaciones realizadas por el técnico Gutiérrez consiguieron cambiarle la cara a un cuadro que estaba completamente entregado, derrotado. Centauros tampoco hizo demasiado, pues se conformó con la ventaja mínima y el resto del tiempo se dedicó a cuidar la ventaja para terminar la temporada con una última alegría.
 
Las únicas novedades destacadas del segundo período fueron disciplinarias. A los 21 minutos, Juventud se quedó con 10 jugadores a raíz de la expulsión de Jesús Camilo Orozco, que había sido uno de los pocos destacados en esta recta final de campaña tras convertir algunos goles. Luego, a los 36, fue el visitante Giovanni Martínez el que abandonó el campo, luego de una segunda amonestación que le valió la tarjeta roja. Fue, entonces, cuestión de dejar que el reloj consumiera los minutos para que terminara el partido y, también, la temporada de estos dos conjuntos.
 

COMENTAR
GUARDAR