Chelsea venció 1-2 a Blackburn y se mantiene sólido en el liderato inglés
Archivo

Chelsea venció 1-2 a Blackburn y se mantiene sólido en el liderato inglés

Arsenal, segundo en la clasificación, sufrió bastante para vencer al West Ham por marcador de 1-0, con gol de Song. La sorpresa la dio el Wolverhampton al vencer 2-1 al Manchester City.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de octubre 2010 , 10:05 a. m.

El Chelsea se afianzó en el liderato de la 'Premier' tras superar con dificultad al Blackburn (1-2), mientras que el camerunés Alex de Song rubricó la apurada victoria del Arsenal frente al colista West Ham (1-0) y el Manchester City tropezó ante el penúltimo, el Wolverhampton (2-1).    

El marcador del Emirates no reflejó hasta el minuto 88 el dominio de los "gunners", que crearon mucho más peligro, con hasta tres grandes opciones de gol muy seguidas en la primera parte, dos de las cuales evitó el guardameta del West Ham Robert Green, protagonista del encuentro.    

El portero de Inglaterra, que se dio a conocer en Sudáfrica por el error cometido en el primer duelo del Mundial y que supuso el empate de su equipo con Estados Unidos, demostró hoy que sí está preparado para volver a ser convocado por el seleccionador Fabio Capello, espectador este sábado en Stamford Bridge.    

Destacó entre las acciones de Green el gran despeje de un disparo del capitán del Arsenal, Cesc Fábregas, en el minuto 23 desde dentro del área. Fue la jugada más espectacular y la que más cerca estuvo de dar el primer tanto al conjunto de Arsene Wenger en la primera mitad.    

El derbi londinense alcanzó más intensidad conforme avanzó el reloj, pues en las caras de los locales se percibió desesperación por conseguir el gol. Fue un cabezazo del camerunés Alex Song tras un pase del francés Gael Clichy lo que permitió al Arsenal sumar tres puntos.    

Ese resultado cayó como un jarro de agua fría para el West Ham, que continúa último de la tabla con sólo seis puntos.    

Otro que llegó a esta décima jornada de la Liga inglesa con los mismos puntos fue el Wolverhampton, que encontró hoy más fortuna en su campo, donde se impuso al "nuevo rico" de la Premier, el Manchester City.    

El conjunto dirigido por Roberto Mancini estaba herido tras sufrir su más amarga derrota de esta temporada, el pasado fin de semana en casa ante el Arsenal (0-3), y se adelantó gracias al acierto de Adebayor en un penalti en el minuto 23.    

Pero siete minutos después, el serbio Nenad Milijas equilibró la balanza.    

Tras la reanudación, el Manchester City no apretó lo que debía y el equipo local dio la vuelta al encuentro con un remate del galés David Edwards, que aprovechó un balón suelto tras un disparo de su compañero Kevin Foley.    

El Manchester City reaccionó y, en el minuto 60, el campeón del mundo David Silva, uno de los nuevos fichajes del club de Eastlands, tuvo una buena ocasión de marcar, pero no lo hizo y su equipo se quedó sin puntuar.    

Fue notoria la ausencia del capitán del City, el argentino Carlos Tévez, que no estaba convocado debido a una lesión muscular sufrida en el partido de la Copa de la Liga ("Carling Cup") a mitad de semana. El internacional albiceleste obtuvo el permiso del club para viajar a su país y visitar a su familia, pero deberá estar presente en la sesión de entrenamiento del lunes.    

El Chelsea tuvo que emplearse a fondo para vencer a un Blackburn que se puso por delante en el minuto 21 con un gol de cabeza de Mwaruwari.    

Los "blues" se aseguraron el empate antes del descanso gracias a un gol de Anelka en el minuto 39. Ese tanto les facilitó las cosas de cara al segundo tiempo, en el que tuvieron que luchar y esperar hasta casi el cierre para garantizarse la victoria, por medio del serbio Branislav Ivanovic.    

Tras ese resultado, el vigente campeón de liga seguirá líder durante al menos dos semanas más, con 25 puntos y una diferencia de cinco respecto al segundo al final de esta jornada.  

El Manchester United sigue tercero en la tabla, a cinco puntos del líder Celsea, tras conseguir un polémico triunfo ante el Tottenham en Old Trafford (2-0). El segundo gol del equipo de Manchester, obra de Nani en el minuto 84, se produjo después de que el delantero portugués tocase el balón con las manos dentro del área. 

El portero del Tottenham, el brasileño Heurelho Gomes, detuvo el balón y lo dejó a sus pies con la intención de sacar lo que suponía que había sido una falta, pero Nani se dio cuenta de que el colegiado no había pitado y aprovechó el despiste del guardameta para enviar el balón al fondo de la red. 

Ante las protestas de los "Spurs", el árbitro consultó y conversó durante unos minutos con el asistente, que mantenía aún su banderín levantado, pero concedió el gol. 

Fue el polémico cierre a un partido en el que el Manchester, que se adelantó en el minuto 31 con un gol del serbio Nemanja Vidic, había demostrado ser superior, aunque no tuvo puntería para definir un buen número de ocasiones de gol.
  

Los otros enfrentamientos disputados este sábado se resolvieron con el triunfo del Everton ante el Stoke (1-0) y del Fulham contra el Wigan (2-0). 

Londres
Efe 

COMENTAR
GUARDAR