Fútbol, cooperación económica y antiimperialismo unen a Morales y Ahmadineyad
Archivo

Fútbol, cooperación económica y antiimperialismo unen a Morales y Ahmadineyad

Irán y Bolivia firmaron cinco nuevos memorandos de entendimiento para fortalecer la cooperación económica y abrir vínculos bancarios, al término de la visita a Teherán del presidente boliviano.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
27 de octubre 2010 , 07:11 a. m.

El viaje quedó marcado, asimismo, por la imagen del líder indigenista y su colega iraní, Mahmud Ahmadineyad, disputando juntos un partido de fútbol-sala, y por el discurso común en contra del imperialismo, presente en todas sus intervenciones.

Entre piropos recíprocos, ambos compartieron, igualmente, su "hondo deseo" de ampliar y profundizar a todos los niveles la incipiente relación y trabajar codo con codo en la construcción de un eje de lucha contra el capitalismo y el actual sistema mundial.

"La República Islámica de Irán y Bolivia han adoptado una postura común respecto a las cuestiones globales", afirmó esta tarde Ahmadineyad durante una rueda de prensa conjunta en la que llamó "hermano revolucionario" a Morales.

"Somos dos naciones independientes que buscan la justicia y comparten intereses y enemigos. Nos hemos comprometido a apoyarnos sin fisuras y confiamos mucho en que existe un brillante futuro para ambas naciones", agregó.

Morales, por su parte, alabó las políticas de Irán, defendió el derecho del régimen iraní a desarrollar la energía atómica para fines pacíficos y compartió la tesis de Ahmadineyad de que la cooperación contribuirá a derrotar al imperialismo.

Este supuesto eje de lucha antiimperialista, al que también se sumarían otros estados afines como Venezuela, ha sido el núcleo de los diferentes discursos del dignatario indigenista a lo largo de sus tres días de visita a Irán.

La noche del martes, durante una emotiva cena oficial para celebrar su 51 cumpleaños, el dirigente andino resaltó que "este encuentro obedece a dos pueblos que luchan por su liberación. Desde la colonia y durante la república siempre han resistido, se han enfrentado a los distintos imperios".

Horas después, y en un discurso ante el plenario del Parlamento iraní, Morales se presentó como uno de los adalides de la lucha antiimperialista en Sudamérica.

"El imperialismo dominó nuestro país durante años en todas las esferas, humanas y económicas, pero al inicio de mi presidencia intenté llevar a cabo cambios fundamentales y nacionalicé el gas y el petróleo en beneficio de mi nación", afirmó.

El presidente indigenista aprovechó la ocasión para acusar, asimismo, a Estados Unidos de tratar de imponer sus políticas en Latinoamérica a través de conspiraciones y golpes de Estado.

"Los esfuerzos de Washington para derrocar al Gobierno boliviano en 2008 fracasaron. En los pasados años, los estadounidenses solo lograron deponer un gobierno democrático, el de Honduras", señaló Morales.

"En la historia de América Latina, el pueblo boliviano siempre ha estado sometido y  atacado, pero en los últimos años salieron movimientos de renombre en favor de la libertad, la paz y el apoyo a nuestra nación", añadió.

El objetivo principal de la visita fue, no obstante, acelerar aún más el vínculo económico y comercial entre los dos países, que se desarrolla a un ritmo vertiginoso desde que Ahmadineyad visitara La Paz en 2007 y comprometiera una ayuda a Bolivia por valor de más de 1.100 millones de dólares.

Ese compromiso avanzó este miércoles con la firma de cinco memorandos de entendimiento, uno de ellos destinado a la creación de un banco irano-boliviano, similar al que ya establecieron Caracas y Teherán.

Esta entidad será la que deba gestionar la línea de crédito entre los países y el préstamo por valor de 200 millones de euros que Irán se ha comprometido a conceder a Bolivia.

Especial relevancia tienen, además, los dos acuerdos rubricados para la cooperación industrial en diversos sectores, y para la creación de una compañía conjunta de búsqueda y explotación de litio en el país sudamericano.

A este respecto, fuentes de la embajada boliviana en Teherán señalaron en diversas ocasiones a Efe que el país andino está especialmente interesado en la cooperación en sectores como la agricultura, la industria de maquinaria, el cemento y la alimentación.

El régimen iraní, por su parte, se inclina hacia la colaboración en el sector minero con Bolivia, país que, al igual que otros estados aliados de Irán como Venezuela, tiene reservas de uranio, mineral clave en el controvertido programa nuclear de Irán.

"Confiamos mucho en que con la aplicación de estos acuerdos, el nivel actual de las relaciones políticas, económicas y científicas entre los dos países se amplíen de forma exponencial", enfatizó durante la despedida Ahmadineyad.

Irán
EFE

COMENTAR
GUARDAR