Los mineros de Chile apostaron volver a la mina en un partido... ¡y perdieron!
Archivo

Los mineros de Chile apostaron volver a la mina en un partido... ¡y perdieron!

Eso sí, los 33 de Atacama no piensan cumplir a pesar de caer por 2-3 en un informal partido de fútbol que disputaron contra miembros del Gobierno de Chile, entre ellos el presidente Sebastián Piñera.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
25 de octubre 2010 , 10:42 a. m.

Los mineros, vestidos de blanco, y los funcionarios, de rojo, saltaron al campo del Estadio Nacional, de Santiago, para jugar el partido pactado cuando Piñera visitó a los trabajadores en el Hospital de Copiapó, después de ser rescatados el pasado 13 de octubre.

Tras la foto oficial y el saludo de los capitanes, el ex futbolista Franklin Lobos y el presidente chileno, comenzó el duelo entre los equipos "Esperanza" y "Operación Rescate", de dieciséis jugadores cada uno.

Entre los futbolistas de La Moneda, además del presidente, estaban el ministro de Minería, Laurence Golborne y el jefe del equipo de rescate, André Sougaret, además de otros rescatistas.

El marcador lo abrió Franklin Lobos, que anotó el primer tanto en el minuto 6 en un lanzamiento de tiro libre tras una falta, pero poco después Piñera empató el encuentro.

No tardó en llegar el gol de Raúl Bustos, que adelantó de nuevo a los
mineros, pero finalmente las anotaciones de Renato Navarro y Jaime Castro dieron vuelta el marcador a favor del equipo presidencial.

"Tendrán que volver al fondo de la mina", dijo en broma Piñera a Lobos, tras hacerse con la copa, al recordar la apuesta que hicieron, según la cual el vencedor del encuentro se quedaba con el palacio de La Moneda y el perdedor volvía a la mina San José, donde los trabajadores permanecieron atrapados 70 días.

"Los rescataremos de nuevo", bromeó el presidente, que festejó haber "salvado el honor" y apuntó que los mineros estaban "un poco flojos" aunque "no les faltaba técnica". Tras el encuentro todos los mineros coincidieron en que les faltó entrenamiento.

"Estuve pésimo, estoy gordito y con un estado físico malo", apuntó entre risas Mario Sepúlveda, que se defendió recordando que ni es futbolista ni artista. "Yo soy el más corralero (jinete de rodeo), a mí me gustan las cuecas y eso", indicó el minero que conquistó a los medios de comunicación con sus bromas y dotes de animador tras ser rescatado.

Por su parte Lobos, que ganó el premio al mejor jugador, restó importancia a su gol, que marcó, según dijo, porque "el arquero era muy malo", y se declaró "muy feliz" por volver a pisar el césped del Estadio Nacional donde disputó varios partidos en la década de los ochenta, cuando era jugador profesional.

Visiblemente cansados tras un partido de 20 minutos por tiempo, los mineros aceptaron la derrota pero aseguraron que no volverán a la mina. "Al menos yo nunca más", sentenció a Efe Mario Gómez, de 62 años, el más veterano de los trabajadores.

También descartó volver a "meterse dentro" de la mina Luis Urzúa, que estaba de jefe de turno cuando ocurrió el derrumbe el pasado 5 de agosto, pero dijo a Efe que tras 31 años de experiencia no podrá dejar su oficio "de la buena a la primera".

"La minería tiene muchos campos y hay minería y minería", añadió. Los "33 de Atacama" llegaron al Estadio Nacional tras participar en una ceremonia celebrada en el Palacio La Moneda, donde fueron condecorados y recibieron la promesa de un nuevo trato laboral en la minería.

Santiago de Chile
EFE

COMENTAR
GUARDAR