Rooney ante el momento crucial de su carrera: ¿se va o se queda?
Archivo

Rooney ante el momento crucial de su carrera: ¿se va o se queda?

Esta es la historia de Wayne Rooney, el hombre destinado a ser el nuevo símbolo del fútbol británico, que hoy no sabe si seguir o no en el Manchester United.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de octubre 2010 , 06:16 a. m.

Desde el momento en que convirtió un sensacional gol para darle el triunfo al Everton contra el Arsenal en la Liga Premier del fútbol inglés cinco días antes de cumplir 17 años en el 2002, la vida de Wayne Rooney cambió para siempre.

Desesperados por otro jugador clave como lo fue Paul Gascoigne, hinchas y expertos lo señalaron inmediatamente como el futuro del fútbol inglés y en los años siguientes, tras su paso al Manchester United, él no decepcionó.

A diferencia de la cuidada imagen de David Beckham, Rooney era rudo y salvaje y jugaba al fútbol como si todavía estuviera haciéndolo en las calles de Merseyside junto a sus amigos.

Ocho años después, luego del peor momento de su carrera dentro y fuera de la cancha, el delantero parece estar desencantado con el fútbol y llegó a una encrucijada. Su próxima decisión será la más importante de su vida.

La rueda de prensa que dio el martes el técnico del United, Alex Ferguson, en la cual habló con sinceridad sobre el deseo de Rooney de irse de Old Trafford, impactó al mundo del fútbol.

Rumores de demandas de suba de salario inmediatamente pusieron al jugador de 24 años cerca del clásico rival del United y nuevo rico, Manchester City, un cambio que lo convertiría en paria para la mitad roja de la ciudad.

"Si piensa que ya vivió en una pecera, eso no sería nada comparado con si se va al City", declaró el miércoles a la BBC Sammy McIlroy, quien jugó para ambos clubes.

"Es una situación increíble. Carlos Tevez hizo lo mismo y por ahora ha hecho las cosas muy bien. Pero si cruza las aguas con los hinchas del United amándolo, podría tener un camino difícil", agregó.

Tevez pasó del United al City en el 2009 pero fue perdonado con creces por los aficionados de los 'Diablos Rojos', quienes entendieron que el argentino se vio forzado a dejar Old Trafford debido a los dueños del club.

Si Rooney lo hace, no contará con ese respaldo y cualquier contacto con el archirival hará que los meses que sigan sean casi imposibles de vivir para él en Old Trafford.

Paul Ince, otro ex jugador del United que descubrió que uno se cruza con Ferguson bajo su propio riesgo, cree que Rooney no estaba interesado en las 200.000 libras esterlinas (314.466 dólares) por semana que podría ofrecer el City, sino que probablemente está cansado de tener que cargar sobre sus hombros las esperanzas de su selección y su club.

"Creo que se trata de algo más que dinero", manifestó a BBC Radio Ince, quien se fue del United al Inter de Milán.

"Nunca se ha tratado de dinero con Wayne, se trata de su hambre por el juego. Nosotros como país pusimos mucha presión sobre él en el Mundial (2010). Olvidamos que tiene sólo 24 años y es mucha presión para soportar", añadió.

Ince ejemplificó con su caso y opinó cuáles podrían ser los anhelos de Rooney. "Tal vez siente que lo mejor que puede hacer es ir a otro país y comenzar otra vida", señaló el ex mediocampista.

"Yo me fui al Inter y fue lo mejor que pude haber hecho para estar lejos de todos y concentrarme en mi familia y mi fútbol. El está viviendo un período difícil, pero sigue siendo un gran jugador y aún no ha alcanzado su máximo", concluyó.

Reuters

COMENTAR
GUARDAR