"Hace poco la gente no me quería en Nacional", dijo Humberto Mendoza
Archivo

"Hace poco la gente no me quería en Nacional", dijo Humberto Mendoza

El defensor, que apenas vuelve después de 10 meses de ausencia, le dio la victoria al 'verde' en Cartagena con un doblete. "El fútbol da muchas vueltas. Antes no me querían acá", dijo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
17 de octubre 2010 , 05:17 p. m.

La vida de Humberto Mendoza fácilmente puede ser guión de novela. Su carrera deportiva ha pendulado entre el amor y el odio. No hubo medias tintas. Primero, amado y venerado. Tricampeón con el 'verde' y bastión de la zaga. Después odiado y vituperado tras pedir que se agilizaran los trámites para irse al exterior.

Luego vino el capítulo de su frustrada partida a River Plate. Que estaba cerca, que ya tenía los pasajes rumbo a Buenos Aires, que se ponía la 'banda cruzada'... que ya no estaba cerca, que no había pasajes, que se quedaba en Nacional. Pero el más doloroso acápite de la novela vino con la rotura del ligamento cruzado anterior en diciembre del año pasado. Su vida dio un vuelco total.

"El fútbol da muchas vueltas. Hace un tiempo la gente no me quería acá en Nacional y ahora con el temperamento y la jerarquía que le mete uno en la parte de atrás me he vuelto a ganar la confianza de la gente", afirmó el santandereano.

Hace una semana frente a Tuluá, reapareció en la titular y se afianzó. Por encima de los dos refuerzos -Jossimar Mosquera y Damián Santín- siguió con su lugar en el once inicialista y en la capital bolivarense le volvió a sonar la flauta.

"Fue un partido complicado por la humedad y por el rival que tuvimos al frente. Al principio nos costó un poco pero lo importante fue que después nos acoplamos mejor al terreno de juego, tuvimos el balón y nos llevamos los tres puntos para Medellín", sostuvo.

Lo mejor llegó al final del periodo inicial. Ibarbo cayó en el área y Machado señaló el manchón blanco en el corazón del área. El arquero Solis y todos los aficionados esperaban el cañón pero Mendoza sorprendió porque disparó con delicadeza. Claro que a los 48', desde 35 metros, soltó un misil y fue golazo.

"Fue iniciativa de (Juan Carlos) Mosquera para que fuera a patear. En los días que tuve de para trabajé mucho los tiros libres y afortunadamente fue un bonito gol que se lo dedico a mi señora y a mis dos hijos", añadió no sin antes preparar el festín para el clásico frente a los 'Azules' el miércoles en el Atanasio. "Esperamos hacer un buen partido frente a Millonarios para buscar la clasificación en casa", finalizó.


Juan Diego Ortiz Jiménez
Corresponsal Futbolred.com
Medellín  

COMENTAR
GUARDAR