Patriotas, juez de un Expreso Rojo que está arrinconado contra la pared
Archivo

Patriotas, juez de un Expreso Rojo que está arrinconado contra la pared

El conjunto boyacense está virtualmente clasificado, mientras que el cundinamarqués necesita aún un último y titánico esfuerzo para no quedar eliminado.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de octubre 2010 , 09:36 a. m.

Pese a la irregularidad de las últimas cinco jornadas, en las que solo ganó una vez, contra dos empates e igual número de derrotas, Patriotas tiene a un paso la clasificación a los cuadrangulares del Torneo Postobón 2010. Con 53 puntos (55,2 por ciento de rendimiento), los dirigidos por Carlos Mario Hoyos pueden asegurar su concurso en la siguiente fase con apenas un empate (dependiendo del resultado de Pacífico contra Itagüí).
 
Cuando mejor marchaba el equipo y parecía que iba a asegurar la clasificación con antelación, Patriotas reincidió en sus preocupantes altibajos y postergó la consecución del objetivo.

Dos derrotas sufridas en el estadio La Independencia, de Tunja, el escenario del partido de este sábado (3:30 p.m.), lo complicaron. Ahora, sin embargo, el grupo de jugadores sabe que todos esos inconvenientes pueden quedar en el olvido, como una anécdota, si se consigue el triunfo contra Expreso Rojo.
 
Es la oportunidad, así mismo, para brindarles una nueva alegría a sus hinchas y, de paso, convencerlos de las posibilidades que tiene este equipo, considerado uno de los firmes aspirantes al ascenso directo al final de la temporada.

Los boyacenses, así mismo, aún están disputando la posibilidad de alcanzar el segundo lugar de la tabla de Reclasificación, que les garantizaría encabezar un cuadrangular distinto al del superlíder Itagüí (y enfrentarlo, por supuesto). Para conseguir ese objetivo, deberá superar a Pasto (segundo) y Rionegro (tercero).
 
Expreso Rojo, por su parte, llega a Tunja a sabiendas de que una derrota puede significar el fin de sus aspiraciones. Los dirigidos por John Jairo Bodmer estaban virtualmente eliminados hasta que la derrota de Pacífico con Valledupar los revivió.

Así, la diferencia con el octavo lugar de la Reclasificación se mantuvo en 3 puntos, un margen que es posible de remontar con cuatro partidos por disputar (incluido el de este sábado). El problema para los 'albirrojos' es que no dependen de sí mismos y deberán contar no solo con lo que haga Pacífico, sino también con Real Santander y Atlético La Sabana.
 
Cuando la llama de la ilusión estaba a punto de extinguirse, de repente recobró vigor y Expreso Rojo encontró una nueva oportunidad. Habrá que ver si este equipo está preparado para aprovecharla o, finalmente, todo fue en vano. La respuesta a este interrogante podría darse en Tunja, donde la consigna es ganar o despedirse.
 

COMENTAR
GUARDAR