Fluminense empató 1-1 con el colero Gremio Prudente, pero mantiene el liderato
Archivo

Fluminense empató 1-1 con el colero Gremio Prudente, pero mantiene el liderato

El club comandado por Muricy Ramalho fue el claro dominador, pero desperdició varias posibilidades de gol y así la oportunidad de aumentar su ventaja sobre los principales perseguidores.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de octubre 2010 , 11:38 a. m.

Fluminense apenas obtuvo un empate 1-1 en su visita al frágil Gremio Prudente, el último en la clasificación de la Liga, pero el resultado fue suficiente para mantenerlo en la punta del Campeonato Brasileño gracias a que el Corinthians cedió un empate 2-2 en casa frente al Ceará.

La victoria le permitió a Fluminense llegar a los 52 puntos en 27 partidos y mantener su ventaja de 3 puntos sobre el Corinthians, con el que se ha turnado en el primer lugar de la clasificación durante casi todo el torneo.

Pero el empate que cedió ante el equipo que demostró ser el más frágil del campeonato puede costarle caro al Fluminense ya que el Cruzeiro aún jugará este sábado y, si logra una victoria en casa frente el Atlético Paranaense, podrá ascender al segundo lugar y colocarse a apenas dos puntos del líder.

Fluminense abrió el marcador en el primer tiempo por intermedio de Rodriguinho y tuvo varias oportunidades de ampliarlo, pero terminó cediendo un incómodo empate en el segundo tiempo ante un tanto de William.

El líder volvió a contar con la peligrosidad del delantero Washington, que incomodó a los defensores del Gremio Prudente durante todo el partido, pero tuvo en Rodriguinho su mejor arma ofensiva.

Los dos atacantes desperdiciaron claras oportunidades de gol y fueron castigados en el minuto 24 del segundo tiempo cuando el Gremio Prudente, que poco había aparecido frente al arco del Fluminense, consiguió el valioso empate que defendió enérgicamente hasta el pitido final.

El líder fue favorecido por el empate que el Corinthians cedió en pleno estadio Pacaembú de la ciudad de Sao Paulo ante el Ceará.

El club de los campeones mundiales Ronaldo y Roberto Carlos contaba con una victoria y un tropiezo del Fluminense para poder asumir la punta, pero todo salió al contrario.

El desastre pudo haber sido peor si el Corinthians no hubiese reaccionado casi al final del segundo tiempo cuando ya iba perdiendo por 2-0.

En favor del Corinthians apenas se puede decir que supo darle un vuelco al marcador con un equipo en el que los suplentes eran mayoría.

Además de Ronaldo, hace semanas de baja por una lesión, el técnico Adilson Batista tampoco pudo alienar a Chicao, Elías, Ralf, William y Dentinho, cinco de sus mayores armas.

Pese a que el Corinthians salió al ataque y quiso mostrar su fuerza en casa, el Ceará terminó abriendo el marcador a los 16 minutos del primer tiempo con un contragolpe que fue culminado por Marcelo Nicario.

El Ceará amplió el marcador en el minuto 20 del segundo tiempo por intermedio de Magno Alves.

El salvador del Corinthians fue el atacante argentino Matías Defederico, que ingresó en el lugar de Alessandro y le dio más contundencia al equipo.

El club más popular de Brasil después del Flamengo disminuyó en el minuto 25 con un gol de Paulinho y dejó la cuenta igual en el minuto 38 con una falta cobrada por Defederico.

En el derbi de la jornada, el Santos de la joven revelación Neymar empató 1-1 en casa con el Palmeiras del polémico Kléber, que abrió el marcador en pleno estadio Vila Belmiro.

El resultado dejó a los dos equipos con los mismos 39 puntos y en séptimo y noveno lugar en la clasificación.

El empate premió a un Palmeiras del técnico Luiz Felipe Scolari y del atacante chileno Jorge Valdivia, que temía sufrir lo peor en el difícil estadio del equipo que hasta hace un par de meses era el más regular de Brasil.

En otro de los partidos de la vigésima séptima jornada, disputada este sábado debido a que Brasil celebrará el domingo elecciones presidenciales, legislativas y regionales, el Gremio se impuso por 0-3 a domicilio al Vitoria con goles de Maylson, Diego y Edilson, y ascendió al octavo lugar de la clasificación.

Río de Janeiro

EFE

 

COMENTAR
GUARDAR