Dépor, juez de un Atlético La Sabana que se vino abajo y no reacciona
Archivo

Dépor, juez de un Atlético La Sabana que se vino abajo y no reacciona

El local, que ya está eliminado, intentará cruzarse en el camino del visitante, que en esta recta final de la campaña está obligado a remar contra la corriente.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de octubre 2010 , 10:36 a. m.

Al conjunto vallecaucano se le acabó la reserva en el tanque de oxígeno y desde hace varias fechas le dijo adiós al Torneo Postobón 2010. La improvisación de los directivos, los yerros de los directores técnicos y el bajo nivel del grupo de jugadores dieron al traste con las aspiraciones del Dépor, que había comenzado la campaña con la esperanza de salir del fondo de la tabla, donde habitó en los últimos años. Sin embargo, a seis fechas del final, el resultado es el mismo: la prematura eliminación.
 
Es que los números estadísticos de los dirigidos por Freddy Molina asustan: perdió 15 partidos, es decir, la mitad de los que disputó hasta ahora; acredita solo 31 puntos (34,4 por ciento de rendimiento), la suya es la defensa más vencida del torneo (49 goles) y es penúltimo en la tabla de los locales.

Esas son algunas de las razones que explican por qué, cuando apenas hay un equipo confirmado en los cuadrangulares que se disputarán en el mes de noviembre, Dépor, en el otro extremo de la tabla, es un simple espectador de la definición.
 
Los caleños, que terminaron actuando como locales en el municipio de Jamundí (estadio Cacique Jamundí), no tienen más opción ahora que la de servir de jueces de los rivales que todavía aspiran a clasificar y, por otro lado, buscar subir en la tabla de Reclasificación para no terminar la campaña en el frío sótano.

Aunque en casa ha tenido demasiados problemas para obtener resultados positivos, en esta instancia de la campaña este y otros eliminados se convierten en peligrosos obstáculos para los demás.
 
Eso es algo que Atlético La Sabana conoce bien y, por eso, tomará las precauciones necesarias para el partido de este sábado. Precauciones que, en todo caso, no deben impedirle arriesgar por un resultado favorable, pues los dirigidos por Víctor González, que fueron líderes de la Reclasificación durante largo rato en el primer semestre, hoy tienen un pie por fuera de los cuadrangulares.

Los sucreños son décimos, con 40 puntos (44,4 por ciento de rendimiento), es decir, a solo 2 de Pacífico, que le pasado fin de semana se adueñó de la octava casilla.
 
Al cabo de las primeras 18 fechas, antes del Campeonato Mundial de Suráfrica, La Sabana era sexto con 29 unidades, 3 más que el octavo, y contabilizaba apenas 3 derrotas, contra 7 victorias. Ahora, con 12 fechas disputadas en el segundo capítulo, los de Sincelejo cuentan solo 3 victorias y 7 caídas, muestra inequívoca de que el nivel futbolístico del equipo se vino abajo.

Tan abajo que está por fuera del grupo de los ocho y tiene que apretar la marcha para intentar regresar allí. Y apretar la marcha significa, ni más ni menos, que ganar sin importar la clase de rival o la plaza donde se juegue.
 

COMENTAR
GUARDAR