Contra Dépor, Valledupar quiere terminar su sequía de triunfos
Archivo

Contra Dépor, Valledupar quiere terminar su sequía de triunfos

Los dos peores equipos de lo que va corrido del segundo semestre se miden en procura de una victoria que les permita calmar sus penas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de agosto 2010 , 04:29 p. m.

Valledupar, de hecho, es colero de la tabla de Reclasificación del Torneo Postobón 2010, con solo 15 puntos (22,7 por ciento de rendimiento). Ni siquiera una goleada sobre su rival de este sábado le permitirá abandonar esa posición, pero la intención de los dirigidos por el antioqueño Óscar Aristizábal es conseguir 3 puntos que les permitan abandonar esta terrible racha. Los caleños, en cambio, esperan sumar la primera unidad de este segundo capítulo de la campaña.

 

No sobra recordar que Valledupar no gana desde que el pasado 20 de marzo, hace ya casi cinco meses, venció 2-0 a Bogotá y lo bajó del liderato (que pasó a manos del Atlético La Sabana). Son ya 16 jornadas sin conocer la victoria, con un saldo más que negativo: 6 empates y 10 derrotas, las tres últimas de manera consecutiva. Si bien las matemáticas dicen que aún el elenco verdiblanco puede aspirar a la clasificación a los cuadrangulares, la realidad futbolística contrasta abiertamente como esa afirmación. Y los números no mienten.

 

Valledupar no solo es último de la clasificación; también es el equipo que menos veces ganó este año (3), el segundo que perdió en más oportunidades (13), el segundo que menos goles anotó (15), el que más goles encajó (37), el peor local (36,4 por ciento de rendimiento) y el penúltimo visitante (9,1 por ciento). En fin, agujeros por todos lados que tienen al barco a punto de hundirse. De todas maneras, existe el compromiso de terminar la campaña de la manera más decorosa posible, especialmente en casa.

 

La situación del Dépor no es menos comprometida: se trata del único equipo que todavía no sumó en este segundo semestre. Una crisis que, de hecho, ya se cobró su primera víctima, el técnico Álvaro Zuluaga, que fue reemplazado de manera interina por Fredy Molina. Ninguno de los dos, sin embargo, ha podido revertir esa tendencia negativa en la que se metió el conjunto caleño, una especie de espiral que lo tiene más cerca de la eliminación que de la posibilidad de la clasificación a los cuadrangulares del mes de noviembre.

 

Ni en casa, donde ha sufrido demasiado a lo largo de la temporada, ni como visitante, condición en la que supo conseguir algunos resultados importantes, el elenco vallecaucano ha podido salir del hoy. En los últimos cuatro partidos, Dépor apenas marcó 3 goles, que contrastan abiertamente con los 13 que encajó en su pórtico, un balance que habla a las claras del mal momento deportivo que vive actualmente. En la Reclasificación, ocupa la casilla 15, con saldo de 22 puntos (33,3 por ciento de rendimiento), a 9 de Bogotá, que es octavo.

 

La de Valledupar y Dépor es una eliminación anunciada, previsible, que se irá consumando a fuego lento, a medida que transcurren las fechas. Ese parece ser su destino, salvo que, en una vigorosa e inesperada reacción, empiecen a ganar seguido y cambien el libreto de la historia. ¿Podrán hacerlo?

 

COMENTAR
GUARDAR