Dépor, con técnico interino, recibe a un Barranquilla sin gol
Archivo

Dépor, con técnico interino, recibe a un Barranquilla sin gol

Aunque restan 15 fechas por disputar, la situación de estos equipos es tan complicada que, en caso de no empezar a ganar ya, su eliminación será prematura.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de agosto 2010 , 05:33 a. m.

Dépor, que este sábado actuará como local en la sede campestre del Deportivo Cali, en Pance, es el único equipo que perdió los tres partidos que se disputaron en este segundo semestre.

Viene de sufrir una penosa goleada, 1-6, a manos del Alianza Petrolera, en Barrancabermeja, un resultado que acabó con el ciclo del técnico Álvaro Zuluaga, que no aguantó más y dio un paso al costado. Por ahora, y de manera interina, el conjunto caleño será dirigido por Freddy Molina, que era el preparador de arqueros.

Por esta mala racha, que se resumen en siete derrotas en los más recientes diez encuentros, Dépor cayó al puesto 14 en la Reclasificación del Torneo Postobón 2010, cada vez más lejos de la posibilidad de clasificar a los cuadrangulares y, para dolor de sus hinchas, cada vez más cerca de la cola. Por eso, no le queda otra que reaccionar de manera vigorosa, empezar a ganar, especialmente en su casa, y cambiar esta tendencia negativa. De lo contario, cada jornada que se dispute será, nada más, un paso más camino de una penosa eliminación.

Dépor es, con el colero Valledupar, el equipo que más veces perdió en presencia de sus hinchas en la actual temporada: 5. Un déficit enorme que a estas alturas del torneo significa un pesado lastre y se manifiesta como una soga apretada al cuello.

Lo más grave es que, hasta ahora, el grupo de jugadores no dio síntomas de recuperación, de modo que la afición vallecaucana no tiene motivos para hacerse ilusiones. El cambio de timonel, sin embargo, es una apuesta al todo o nada.

No muy diferente es el panorama de Barranquilla, su rival de turno. Dos caídas en serie acredita el elenco de Álex de Alba, la última de ellas en su propio patio (0-2 con Expreso Rojo). Ocupa la casilla 16 en el acumulado de la temporada, con 21 puntos, es decir, uno menos que su anfitrión de este sábado. Contabiliza cinco fechas sin ganar (la última vez fue el 27 de mayo, 1-0 a Real Santander), durante las cuales alcanzó dos empates y sufrió tres derrotas.

Este es otro equipo que no ofrece la respuesta futbolística adecuada y, más bien, se entierra cada vez más. Su gran problema, que al parecer en este 2010 se quedó sin solución, es la falta de gol.

Barranquilla es, de lejos, el equipo menos efectivo del torneo de ascenso, con solo 11 goles anotados en 21 partidos (0,52 por juego, en promedio). En cambio, su defensa, que durante buena parte del primer semestre sostuvo 'la caña', ahora se volvió permeable: recibió 6 tantos en los tres últimos partidos.

No es alarmismo ni sensacionalismo: el tanque de oxígeno de estos dos equipos está a punto de expirar: o salen a flote o, en definitiva, se hunden. Y la única manera de sobrevivir es ganar, ganar y ganar...

 

COMENTAR
GUARDAR