En la B, Centauros, que recibe a Unión, no puede permitirse lujos en casa
Archivo

En la B, Centauros, que recibe a Unión, no puede permitirse lujos en casa

Tras la alegría por la victoria de la primera fecha vino la decepción por la derrota de la segunda. Ahora, el elenco llanero espera volver a celebrar.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de julio 2010 , 03:52 p. m.

En un partido que la prensa especializada local calificó como "bravo", el conjunto de Eduardo 'El Abuelo' Cruz perdió 1-2 con Atlético La Sabana, en Sincelejo (Sucre), la semana anterior. Un tropiezo que frenó su impulso en la tabla de posiciones del Torneo Postobón 2010, luego de arrancar con triunfo sobre Real Santander, por idéntica pizarra. Y, dada el incómodo lugar que ocupa en la clasificación, en su casa está obligado a ganarlo todo.
 
Es que Centauros es de aquellos equipos que terminó el primer semestre con saldo en rojo y, por eso, en este segundo capítulo de la temporada está con la soga al cuello, sometido a una gran presión para evitar despedirse de la ilusión de clasificación de manera prematura.

En ese sentido, es imprescindible obtener todos los puntos que se disputen como local, sin importar la calidad o los antecedentes del rival. Solo de esa manera, y dependiendo también de los puntos que se puedan arañar por fuera, el sueño se mantendrá vivo.
 
A diferencia de lo que ocurrió a comienzos del año, cuando el técnico Cruz se quedó sin las mejores fichas de la buena campaña de segundo semestre de 2009, ahora recibió algunos pocos refuerzos que han contribuido a mejorar el rendimiento colectivo del equipo llanero. Uno de ellos, quizás el más importante, el corpulento delantero vallecaucano Juan Fernando Caicedo, que no solo le dio mayor peso y otra cara al ataque, sino que además ya se reconcilió con la red.
 
Pero, claro, Centauros necesita mucho más que el aporte individual de Caicedo. El técnico Cruz requiere que el conjunto funcione como un relojito y que, especialmente, la defensa brinde la solidez necesaria para soportar le cuota de la ofensiva. Algo que, por ejemplo, en Sincelejo no se pudo cumplir y que será una tarea difícil este sábado cuando reciba la visita de un siempre complicado Unión Magdalena.
 
El elenco samario viene de propinarle al líder Itagüí apenas la segunda derrota de la campaña por fuera de su patio, en un partido que concentró sus principales emociones en los primeros 45 minutos. Triunfo que, dicho sea de paso, le permitió acercarse a la punta (quedó a 3 puntos) y confirmarse como uno de los máximos aspirantes al ascenso directo al final de la campaña. Claro que para eso todavía queda mucho camino por recorrer y antes el 'ciclón' debe tratar de superar las asignaturas pendientes.
 
La primera de ellas, que arrastra a lo largo de la campaña, es el rendimiento a domicilio. A pesar de que acredita 3 victorias, ajustó también 5 derrotas, la mayor cantidad de los que ocupan los ocho primeros lugares de la Reclasificación, a excepción del Deportivo Pasto (encajó 6).

La segunda, que aún debe esperar, es la de rendir en los cuadrangulares de acuerdo con su estirpe y tradición, manteniendo las posibilidades de llegar a la final hasta último momento, algo que no ocurrió en las últimas ocasiones que disputó esa instancia.
 
A Centauros el panorama no le permite lujos, menos en casa; a Unión Magdalena el presente le exige respuestas adecuadas a sus pretensiones.
 

COMENTAR
GUARDAR