En medio de llanto, Reinaldo Rueda se despidió de la selección de Honduras
Archivo

En medio de llanto, Reinaldo Rueda se despidió de la selección de Honduras

Después de su experiencia al frente del seleccionado hondureño en el Mundial de 2010, el vallecaucano decidió dar un paso al costado. Ahora suena para dirigir a Ecuador.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de julio 2010 , 05:49 p. m.

El entrenador colombiano Reinaldo Rueda, que clasificó a Honduras al Mundial de Sudáfrica 2010, lloró tras anunciar que no aceptó la propuesta de seguir dirigiendo al país centroamericano.

Rueda, acompañado de los otros miembros de su cuerpo técnico, Alexis Mendoza, Carlos Velasco y Pedro Zape, también colombianos y con quienes dirigió a Honduras desde enero de 2007, dijo que espera que la decisión que tomó "sea la mejor" para el fútbol hondureño.

El entrenador indicó en rueda de prensa que en el Mundial de Sudáfrica se hizo el mayor esfuerzo posible para que Honduras tuviera un mejor desempeño, pese a que el equipo sufrió "algo inédito" como la lesión de once de sus jugadores.

Rueda también descartó la posibilidad de dirigir en Centroamérica, de donde dijo que recibió dos ofertas, aunque no identificó a ningún país. En su opinión, dirigir en Centroamérica sería una falta de respeto a Honduras de su parte.

Además, dijo que tampoco tiene compromiso con Ecuador, y que una cuarta oferta la recibió de los Emiratos Árabes, la que no aceptará aún cuando "hay mucho dinero".

El estratega colombiano admitió que hay pláticas con Ecuador para dirigir a ese país, pero que hasta ahora no respondió. Agregó que fue "difícil" decirle no a Honduras, pero que tomó la decisión a raíz de los tres partidos de Honduras en el Mundial de Sudáfrica, en los que se perdió 0-1 contra Chile, 0-2 ante España y empató 0-0 con Suiza.

A partir de esos tres juegos, en el país "la credibilidad (en el cuerpo técnico y el equipo) se empezó a perder", subrayó Rueda, quien recordó que de 60 partidos que jugó Honduras, no se criticó los 57 anteriores al Mundial.

"No quiero ser factor de desunión", enfatizó Rueda, además de evocar el ambiente diferente, de alegría y júbilo, durante la eliminatoria y tras la clasificación de Honduras al Mundial de Sudáfrica, el segundo al que el país asistió después de 28 años.
Honduras no asistía a un mundial desde el de España, en 1982, donde los 'catrachos' sorprendieron empatando 1-1 con el país anfitrión e Irlanda y perdieron 0-1 ante Yugoslavia.

Al valorar su desempeño al frente de Honduras, dijo que fue satisfactorio después de 60 partidos, con un rendimiento del 58,8 por ciento, producto de 34 triunfos, 20 derrotas y seis empates.
Rueda dijo que el presidente de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras, Rafael Callejas, el titular de la Comisión de Selecciones, Rafael Ferrari, y otras autoridades deportivas le pidieron que siga con la selección, pero que prefirió hacerse "a un lado" para que ellos decidan lo mejor para el país.

Señaló que del Mundial de Sudáfrica quería "salir por la puerta grande" (al menos pasando a la segunda ronda), pero que con honra lo hizo "por la puerta del frente, no por la de atrás".

Indicó que cuando Ferrari y Callejas le quisieron hablar de cifras para que siguiera al frente de la selección hondureña, les respondió que no lo hicieran, porque no es por dinero que decidió hacerse a un lado. Su decisión, según explicó, la tomó entre el 26 de junio y el pasado día 9.

El cuerpo técnico colombiano no decidió aún la fecha para salir de Honduras, según dijo el asistente Alexis Mendoza, quien resaltó que aprendieron a querer a este país como al suyo, y que solo tienen agradecimiento para el pueblo, sus jugadores y sus autoridades.

Rueda le auguró muchas posibilidades a Honduras de clasificar a varios mundiales consecutivos, porque en su opinión el país tiene "buenos jugadores", pero señaló que para eso los hondureños "tienen que estar unidos".

El entrenador no pudo contener el llanto al recordar el cariño de sus hijos para Honduras y que este país también le otorgó la nacionalidad hondureña, por resolución del Parlamento.

Con su voz quebrada Rueda no pudo seguir en la rueda de prensa que ofreció en un hotel y se despidió entre una ovación de aplausos de periodistas.

Tegucigalpa
EFE

COMENTAR
GUARDAR